Samuel Muñoz: la menor de edad y la denuncia

Su vocación es engañar y vender infamias es lo suyo. Pero lo imperdonable en un sedicente defensor de los derechos humanos, es agredir, intimidar y causar daño psicológico a una menor de edad. De ahí que Samuel Muñoz de la Rosa enfrente una denuncia más, la enésima.
Suma a su historial de por lo menos 25 denuncias, la de una pequeña de 10 años cuyo nombre por mandato de ley se mantiene en reserva, que sufrió la agresión del abogadazo en el predio Ampliación Tierra Nueva y a partir de ahí experimenta alteraciones en su conducta, sufre temor a tratar con personas ajenas y con sólo escuchar el nombre de Samuel Muñoz se pone fuera de sí.

El fraude de San Samuel Muñoz

Manuel Bringas Burelo tiene un problema. Se llama Samuel Muñoz de la Rosa. De la mano de su “abogado” engaña y engatusa, ofrece el paraíso y lo vende en cómodos paguitos, urdido el negocio de la tierra a punta de invasión. ¿Su secreto? Una escritura pública que hace tres años dejó de tener validez. A eso se le llama fraude.
Manuel Bringas se vende como un ingenuo y Samuel se renta como un santo. Pero ni uno ni otro son así. Encantan a los necesitados, ofertan predios que no son suyos, fraccionan terrenos al margen de la ley y acumulan denuncias como sólo un vendelotes de alta escuela podrían enfrentar.