Secciones
Últimas
Populares

Marcelo Montiel: videos que incriminan

“Cruzada por el fraude”, les dicen con sorna. Vulgarizan así la “Cruzada contra el Hambre” del maltrecho gobierno peñista, que usa por segunda vez en Veracruz desde que el PRI regresó a Los Pinos los programas sociales para ganar elecciones, que dispone de cientos, casi mil millones de pesos, porque de otra forma no sabría cómo permanecer en el poder. “Cruzada por el fraude” replica en las redes sociales, suyo el escarnio de los internautas, e impacta en el gobierno federal, tocada la Secretaría de Desarrollo Social, su titular Rosario Robles Berlanga, y el delegado estatal, Marcelo Montiel Montiel, al que le escarban y, como siempre, le encuentran pecados en su paso por las instituciones.

* Mónica Robles quiere fuera de Sedesol a Marcelo  * Otra encuesta: Nahle en la cima; Bringas tercero  * Focos rojos para el PRI en cinco colonias de Coatza  * Nuevo peculado electoral  * Acción Social en evento del PRI  * CETIS 79: se va el director y lo auditan  * Segunda pifia en la APEC  * Revuelta contra Victoria por la cuota mensual

 

“Cruzada por el fraude”, les dicen con sorna. Vulgarizan así la “Cruzada contra el Hambre” del maltrecho gobierno peñista, que usa por segunda vez en Veracruz desde que el PRI regresó a Los Pinos los programas sociales para ganar elecciones, que dispone de cientos, casi mil millones de pesos, porque de otra forma no sabría cómo permanecer en el poder.

“Cruzada por el fraude” replica en las redes sociales, suyo el escarnio de los internautas, e impacta en el gobierno federal, tocada la Secretaría de Desarrollo Social, su titular Rosario Robles Berlanga, y el delegado estatal, Marcelo Montiel Montiel, al que le escarban y, como siempre, le encuentran pecados en su paso por las instituciones.

Su nombre suena y resuena en los videos del monumental fraude. Un denunciante con rostro difuminado relata cómo operó el robo del dinero de los jornaleros, quién se lo ordenó, para qué y cómo lo habría de hacer.

“Me dijo (Wiliado Córdoba Mortera, un personaje clave) que el delegado Marcelo Montiel necesitaba ese dinero para promoverse como candidato a gobernador de Veracruz”, dice al iniciar el relato.

Cita dos veces el nombre de Marcelo Montiel Montiel. Hay varias alusiones al delegado de la Sedesol federal en Veracruz. En ellos se describe la mecánica del robo con detalle,

impúdica la forma en que se agenciaron de programas y recursos.

Dura 7:08 minutos el video en que se detalla una parte del uso y manipulación de los recursos del programa de jornaleros. En el costado izquierdo se ve la imagen del declarante, su rostro difuminado; al centro y hasta el extremo derecho de la imagen, se intercambia el emblema de Sedesol, fotografías de tarjetas bancarias, relación de beneficiarios, números de folio, código de barras.

Gritaría después Marcelo Montiel que todo es falso, que las cifras no concuerdan, que la forma de cobrar fue con sistema Telecomm, o sea giro telegráfico, que es un embuste filtrado al senador Alejandro Encinas Rodríguez, ex del PRD.

Será así, o no, el problema de Marcelo Montiel es su credibilidad. Y la credibilidad se finca en el prestigio. Es creíble el personaje público cuando se tiene solvencia moral. Se descree cuando hay turbiedad en el pasado. Ese es su caso.

“Falso”, dijo en conferencia de prensa Marcelo Montiel, alcalde de Coatzacoalcos en dos ocasiones, diputado local, secretario de Desarrollo Social estatal en el gobierno de Javier Duarte. “Falso”, sí, pero el problema es quién le cree a Marcelo.

Lo denunció el senador Encinas ante la Procuraduría General de la República, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Secretaría de la Función Pública y la propia Sedesol.

Lo acusa también el Partido Acción Nacional, que el jueves 30 de abril, le endilgó dos denuncias, una ante la PGR y otra ante la Unidad de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral, por el desvío de 800 millones de pesos correspondientes a programas como la Cruzada Nacional contra el Hambre, 65 y más, Empleo Temporal, entre otros, usadoscon fines electorales.

Dice el denunciante que aparece en el video:

“Wiliado me explicó que le iba a dar copia de las solicitudes y de las credenciales de elector, y que yo tenía que llenar los documentos y armar los expedientes como si los beneficiarios los hubieran cobrado.

“Me ordenó que firmara lo documentos, falsificando la firma de los beneficiarios y me explicó que las tarjetas de débito de los beneficiarios de los programas de Sedesol no son personalizados y que los puede cobrar cualquiera. Y que el dinero lo iban a cobrar funcionarios de la Sedesol.

“Me dijo que el delegado Marcelo Montiel necesitaba ese dinero y que era para promoverse como candidato a gobernador de Veracruz.

“Sólo se entregaron a los beneficiarios menos de 2 millones de pesos (según el video, de 8 millones contemplados en el programa). El programa de Jornaleros Agrícolas se reporta como entregado”.

En el video hacen referencia a un beneficiario del programa de Jornaleros Agrícolas. Señalan que el recibo mostrado es falso. Está a nombre de Ramón García Blanco, en el municipio de Álamo-Temapache. Aparece el número de folio 3014077018 y el código de barras. Se escucha una llamada con un área de Sedesol nacional. Le piden las referencias y le hacen saber que el recurso económico ya fue depositado.

En la siguiente escena se observa al verdadero Ramón García Blanco. Dice ser de Álamo-Temapache y niega haber recibido dinero o apoyo de Sedesol.

Dice el denunciante que le fueron entregadas 200 tarjetas bancarias no personalizadas con valor de más de 300 mil pesos. “Todas pertenecen a cuentas bancarias de la Sedesol en Veracruz”, agrega. Las tarjetas fueron retenidas por personal de Sedesol y cobradas, según indica el relato.

En cuanto a la Cruzada Contra el Hambre, el denunciante asegura:

“Funcionarios de la Sedesol solicitan que en todos los cheques, de todas los programas de apoyos personalizados, se omita la leyenda ‘No negociable’ con la finalidad de que estos cheques puedan ser endosados con firmas falsas, a través de una gran red de corrupción orquestada por el mismo delegado.

“Al menos 10 funcionarios y 15 trabajadores externos de la Sedesol se dedican a cobrar cientos de cheques endosados con firmas falsas en diferentes bancos y cajeros de todo el estado”.

Es una mínima parte de lo que incluye la denuncia contra Marcelo Montiel y su pandilla. Dice el delegado de Sedesol federal que no hay delito, que los datos son inexactos, que hubo una filtración al senador Encinas a partir de información manipulada.

Pero Encinas no se retracta ni el PAN tampoco. Hasta fuego amigo hay.

Quien lo fustiga es la diputada local Mónica Robles de Hillman, con quien pactó en 2013 su apoyo para llevarla al Congreso de Veracruz, vía la alianza PRI-Verde, a cambio de que el periódico Diario del Istmo, propiedad del Clan de la Succión que encabeza su padre, José Pablo Robles Martínez, no le hiciera olas al candidato marcelista, Joaquín Caballero Rosiñol, hoy alcalde de Coatzacoalcos.

“Me parece que si fuera congruente y responsable, cuando menos en lo que se lleva a cabo la investigación, que se vaya, mientras se comprueba que no hubo ningún ilícito. Yo creo que lo correcto es que se separara para evitar cualquier sospecha para tratar de encubrir lo que ya se señaló”, planteó Mónica Robles.

Comen carroña los políticos. Apenas huelen a muerto, inicia el festín de carne.

 




Archivo muerto

 

Suenan las alarmas en el PRI. Cinco puntos del distrito XI, con cabecera en Coatzacoalcos, están perdidos. Son los que mayor votación registran, los que hacen ganar o perder, los que definen una elección. Una encuesta, hasta ahora de manejo confidencial, revela que Ciudad Olmeca, Lomas de Barrillas, López Mateos, Primero de Mayo y Fertimex representan la derrota de Rafael García Bringas. En esos puntos se intensifica la operación política, temerosos el candidato de priísta y su suplente, Roberto Chagra Nacif, de que se caliente la plaza y sea imposible revertir la derrota. Alarma el resultado de la encuesta: encabeza la intención de voto, Rocío Nahle García, de Movimiento de Regeneración Nacional; le sigue Rodolfo de la Guardia Cueto, PRD; tercer sitio, Rafael García Bringas, PRI; cuarto, Gloria Santos Navarro, PAN, y quinto, Gonzalo Guízar Valladares, Partido Encuentro Social. Se conocieron los resultados del sondeo apenas el viernes 1 de mayo. En los grupos joaquinista y marcelista hay inquietud: votos panistas, perredistas, de Grupo Integra y del Partido Verde se están canalizando hacia Rocío Nahle, la candidata de Morena. Si hoy fuera la elección, el PRI la pierde… Segundo peculado electoral. Lo auspicia el director de Acción Social del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, Sergio Rodríguez Zapata. No hay personal disponible para atender el evento del 1 de mayo, Día de Trabajo. Desfilan los sindicalizados y su líder, Gersaín Hidalgo Cruz, el operador número uno de Mily Chagra, se hace sentir.  Advierte Rodríguez Zapata al personal de confianza que ellos atenderán el audio solicitado por la regidora Mirna García Ávalos, aún siendo día de descanso obligatorio. Van al evento. De ahí, deben trasladarse a las instalaciones de la Expo Feria. Ese no es acto oficial, es evento del PRI, encabezado por Rafael García Bringas, Roberto Chagra Nacif, candidatos propietario y suplente a la diputación federal. Aparecen en la fotografías el secretario de Gobierno municipal, Oliver Damas de los Santos; diputada federal Patricia Peña Recio; secretaria general del PRI, Yurixy Matus Padilla; coordinador político del sindicato magisterial, José Luis Montoya Pumarino; delegado regional de la SEV, Esteban Lara Álvarez. En una de las fotos que circulan en internet, se observa operando el equipo de sonido municipal a un empleado de nombre Carlos, conocido como El Luchador, pues a luchar se dedica en sus ratos libres. Se acredita ahí el peculado electoral. Y todo porque al titular de Acción Social, Sergio Rodríguez Zapata, le vale la ley. Un caso para los partidos de oposición… Se ufanaba Javier Evaristo Hernández Rosario de su condición de director del CETIS 79. Hacía escarnio de los jóvenes estudiantes que demandaban su destitución, que se le investigue, que se aclare qué hace con los 7 millones de pesos que ingresan cada año a la institución, con el manejo de la cafetería escolar, con el manejo de las plazas para docentes. Decía Hernández Rosario que los jóvenes podían mantener bloqueada la avenida Universidad en señal de protesta, y que él estaría cómodamente en su hogar, climatizado todo, a gusto y confiado en sus palancas, que por supuesto, son sus cómplices. Se sentía impune. Volvió a la realidad el viernes 1 de mayo. Fue separado del cargo, sujeto a una auditoría. Esa noche envió a uno de sus esbirros, presuntamente el subdirector, quien se introdujo por la puerta trasera, ingresó al plantel, avalado por un vigilante, sustrajo documentos, supuestamente información comprometedora. Convertido en un muladar, el CETIS 79 carece de todo, no sirven los climas, los salones presentan condiciones insalubres. Ahora sólo falta que la auditoría revele que todo cuadra, que todo el dinero ingresado se aplicó, que el tal Evaristo Hernández es una blanca paloma. Presumía el director de ser gavilán y resultó zanate… Segunda mina que le detona a Victoria Rasgado Pérez en cinco días. Sin convocatoria previa, realizó la primera asamblea de la Asociación de Periodistas de Coatzacoalcos en lo que va de su reinado. Se trató del tema de las cuotas que deben aportar cada mes los socios. Victoria Rasgado ofreció en campaña —sin contrincante pues fue candidata única— que la cuota sería de 30 pesos por socio, pero en la asamblea del sábado 2, la “mayoría” determinó que fuera de 50 pesos. Los integrantes de la directiva ofrecieron aportar 100 pesos. Victoria Rasgado es como Javier Duarte: el gordobés ofrece que no habrá tenencia y resulta que sí. Y se arma la grande en Facebook. Sendic Aguirre, reportero de Liberal del Sur, alertó sobre la falta de congruencia. Unos debatían en serio, otros entre mofas, diatribas, escarnio. Victoria Rasgado dijo que la directiva se mantenía en los 30 pesos pero que la asamblea, que es máxima autoridad, dispuso otra cantidad. Tres, cuatro veces intervino y calló. La rebasó la base. Exhibió un liderazgo frágil. Un líder convence, persuade, saca acuerdos sin dejarse rebasar. El tema no son los 30, 50 o 100 pesos de cuota mensual. El tema es que ofreció en campaña algo que en los hechos no cumplió. Y encima le echó la culpa a la asamblea. La asamblea también es cuestionable. Asistió una veintena de periodistas de los 200 que conforman el padrón. ¿Hubo quórum? Obviamente no. El acuerdo, en consecuencia, es ilegal. Hubo más aberraciones, reflejo de un caos que ya se veía venir…

 

[email protected]

www.mussiocardenas.com

twitter: @mussiocardenas