Secciones
Últimas
Populares

El ‘gentleman’ de Coatza ataca a su ex secretario de Obras

* 4 millones para limpieza de canales  * Cobrados pero no ejecutados  * Theurel, cómplice  * Adrián Pérez, delegado del PRI  * Pulgoso Lagunes empina al alcalde * Citarán a declarar al obispo

Célebre “gentleman” de rasgos violentos, lenguaje insultante, Marco César Theurel Cotero, el alcalde priísta de Coatzacoalcos, sabe del desvío de recursos, pago de obras no realizadas y fraude al erario. Acusa a su ex secretario de Obras Públicas, Adrián Pérez Martínez, de robarse por lo menos 4 millones de pesos, pero lo encubre.

Confeso de la corrupción que priva en su ayuntamiento, rehén de sus aceleres, Marcos Theurel es el protagonista un incidente de violencia verbal, intimidación y agravio a un constructor, Mario Alberto Escobar Guzmán, conocido como Travis, a quien se niega a liquidarle un adeudo de más de un millón 800 mil pesos.

Fuera de sí, Theurel sucumbe a su naturaleza vesánica. Su exabrupto, consignado en un audio, captado subrepticiamente, en el que a lo largo de once minutos lanza un serial de improperios contra el joven contratista, representante de la empresa Proveeduría, Servicios y Contrucciones Conde, S.A. de C.V. (INFORME ROJO, 20 de marzo 2012), permite conocer rasgos de la corrupción que priva en su gobierno municipal y que solapa.

Iracundo, explosivo, transita de la mesura a la cólera superlativa en instantes. Se va de la lengua, sin embargo, el alcalde de Coatzacoalcos. Acusa al constructor de haberse amafiado con el ex secretario de Obras Públicas, Adrián Pérez Martínez, y obtiene en respuesta una rotunda negativa de Escobar Guzmán.

Multipolar, majadero, Theurel toca la fibra más sensible de su gobierno: la corrupción, el manejo turbio del dinero público, la responsabilidad de sus funcionarios y la complicidad suya al saberlos culpables y dejarlos impunes.

Conocedor de sus secretos, Adrián Pérez Martínez no fue un elemento más en su administración. Fue en la Secretaría de Comunicaciones de Veracruz, Theurel como titular, un alfil de lujo. Trataba con los constructores, operaba entre el sigilo y la sombra, y acarreaba al feudo de Theurel cuanto se requería para lubricar los engranes de la maquinaria.

Su desencuentro se produjo en la Secretaría de Obras de Coatzacoalcos. Theurel, alcalde irascible, intratable, violento e inmaduro, lo encumbró y meses después, en octubre de 2011, lo echó a la calle.

En voz de Marcos Theurel, consignada en el audio del “gentleman de Coatzacoalcos”, Adrián Pérez Martínez robó 4 millones del presupuesto para renta de maquinaria para limpieza de canales; falseó trabajos; los cobró mediante “empresitas”, y se fue sin rendir cuentas.

Algunos fragmentos del audio, insultos de Theurel incluidos al constructor Travis, así lo describen:

“Yo no te metí en este problema. Te metió Adrián. Es una rata y se lo fuiste a decir. Es una rata. Cuando hablé contigo, Adrián me mandó un mensaje a las horas. De varon y qué bueno. Y vele a decir que chingue a su madre.

“Adrián es una puta rata, traidor… la chingada. Lo que tiene, yo se lo dí, cabrón. Y me traicionó. Y te chingó, no na’más a ti.

“No sabes ese cabrón cómo metió facturas de mamadas. Cobró cosas que no hizo él y que las cobraron con otras pinches empresitas.

“Demanda a Adrián. Con todo respeto, yo te hago una factura y la meto.

“Está prohibida la renta. Estuvo prohibida para ese cabrón. No puedo pagarla.

“Lo de los canales se lo robaron. Yo caminé los canales. ¿Tú sabes cuantos canales hay en Coatzacoalcos? Son 43 kilómetros. Yo caminé los canales. Y era una chingadera. No hicieron nada. Nada. Es una ratería. Y tú eres de la rata con ese cabrón(Adrián).

“Está cerrado el año. ¿Cómo te voy a pagar? Te quiero decir una cosa. Lo de canales se lo robaron todo, cabrón. ¿Por qué no vas chingas a aquel cabrón? ¿Yo te pedí algo? No. Entonces vas a chingar a tu madre.

“Adrián se chingó todo, todo. Cobraron 4 millones de renta (de maquinaria para desazolvar canales). Está pagado. 4 millones… 4 millones… está pagado. ¿Te enseño cómo está pagado? Lo cobró Adrián… las facturas y la chingada. Yo no te debo a ti un peso. No me debes estar jodiendo por un cabrón que te chingó a ti. A ti te chingó Adrián. Yo a ti ni te conozco. ¿Me debes? La ver…a.

“Aquí manda un cabrón que se llama Marcos Theurel.

“Adrián cobró todo. ¿Te enseño las facturas? Adrián se chingó todo… Adrián se chingó todo. Había metido 4 millones de canales. Fui a caminar los canales. No estaba hecho (el trabajo)”.

Al desnudo, la corrupción en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos es descrita por un Marcos Theurel de arrebatos teatrales. Impune Adrián Pérez, ha contado, sin embargo, con la complicidad del alcalde, sin riesgo los 4 millones de pesos cobrados ilegalmente.

Si algo faltara, tiene también la protección del PRI, su partido. Adrián Pérez es delegado especial del tricolor en el distrito de Coatepec, cuyo candidato a diputado federal es Fernando Charleston Hernández, del círculo más cercano al gobernador Javier Duarte.

Hay otros audios y mensajes en que se acredita la confabulación de Theurel y su círculo cercano para no liquidar las deudas por concepto de obras.

Dos semanas después del sainete en que el alcalde Theurel insultó al constructor Mario Alberto Escobar Guzmán y trató de golpearlo, a mediados de febrero su secretario de Obras Públicas, Daniel Aguilar Avendaño, conoció en contenido del audio incriminatorio. Fingió consternarse por el bochornoso episodio. Ofreció solucionar el caso y liquidar la deuda, pero nada hizo. Tramposa su oferta, no cubría el monto de los trabajos realizados, si acaso un poco más de la mitad del adeudo. No volvió a atender el asunto.

Otro personaje que intervino fue el secretario particular del alcalde Theurel, Sergio Cortés. Llamó en diversas ocasiones al constructor Travis. En una de ellas externó una disculpa a nombre de Marcos Theurel; usó un lenguaje conciliatorio, pero finalmente se desentendió del tema.

Escobar Guzmán y su equipo de abogados tienen en su poder otros audios. Diáfana, clarísima su voz, funcionarios del Ayuntamiento de Coatzacoalcos se escuchan voraces, intentando obtener beneficios personales, arreglo de casas, a cambio de agilizar los pagos del constructor Travis.

Entre el repertorio de pruebas, destaca una serie de mensajes de la esposa del alcalde Theurel, Guadalupe Félix Porras, en que intenta agilizar el pago del adeudo que mantiene el Ayuntamiento con la constructora Proveeduría, Servicios y Construcciones Conde, S.A. de C.V., representada por Mario Alberto Escobar.

Su voz, sin embargo, es desoída, desdeñada, por la directora de Egresos del Ayuntamiento de Coatzacoalcos, María Cristina Mora Juárez.

“Ella podrá ser la esposa del alcalde —dijo al constructor Travis— pero no es nadie para ordenarme que pague”.

Amedrentado, vejado, insultado, Escobar Guzmán no estuvo solo el día del incidente con el alcalde Marcos Theurel. Una versión sostiene que los arrebatos del edil fueron captados por un vecino en un video. Se percató del instante en que Theurel montó en cólera e intentó lanzar tres golpes al rostro del constructor, y captó el evento.

Hay más.




Archivo muerto

Defensor de causas perdidas, sólo basura fluye de la mente fragmentada del perro edil, Pulgoso Lagunes. Dice que no hay evidencia de que al alcalde Marcos Theurel le dé por proferir insultos y bajezas; que la voz que se escucha en el audio donde agravia al constructor Mario Alberto Escobar Guzmán, Travis, no es la del presidente municipal de Coatzacoalcos, y que no habla así, procaz y corriente, porque su religión, la católica, no se lo permite. Pinky Lagunes es torpe e inútil abogado de oficio. Contundente, el audio retrata la prepotencia y el lenguaje malsano del señor Theurel, envalentonado, cobijado en las enaguas de sus guaruras armados. Su voz es inconfundible, hoy montada en las redes sociales Twitter y Facebook, dispensando mentadas y lanzando maledicencias. Theurel es de sucio hablar. Hay testimonio de ediles y del secretario del Ayuntamiento, Arturo Ordaz, de las leperadas con que trata Theurel a subalternos y enemigos de ocasión, entre ellos al regidor Federico Lagunes; sus afrentas y mentadas con el edil; desafíos y arengas a romperse el hocico, eso sí, solos, sin guaruras, para dirimir sus broncas por dinero y negocios nada santos, una de ellas llevada por el canino edil a la agencia 4a. del Ministerio Público por agresión, cuando el titular era Alfonso González Solís. Hay un testigo de calidad para corroborar que la voz del majadero agresor del citado audio, es Marcos Theurel; se trata del obispo Rutilo Muñoz, a quien se citará a declarar en la demanda que Travis interponga en cuestión de horas para agilizar su pago. Ahí, en tan agradable lugar, dará cuenta el prelado del lenguaje florido del católico número uno del municipio de Coatzacoalcos. Acudir a los tribunales para tan noble causa, se lo deberá a Pulgoso Lagunes, el defensor de las causas perdidas… Si este miércoles 21, a las 4 de la tarde, el Ayuntamiento de Coatzacoalcos no depositaba en una cuenta bancaria el adelanto de pago de los artistas que participarían en el carnaval Coatzacoalcos 2012, se cancelaría su participación y se colocaría en el riesgo de posponer el evento. La instrucción la dio el alcalde Marcos Theurel Cotero a su tesorero, Daniel Jiménez Medina, quien, como siempre, andaba en la estratósfera…