Secciones
Últimas
Populares

CAEV Coatza: yunistas contra Yunes


* Bajan salarios y estalla conflicto  * Protesta el equipo de Abreu  * El insulto y los despidos  * Un video contra Wilburn  * La pederastia como arma para denostar  * Primer Informe de Yunes: lo que sí y lo que no  * Salim y las muertas de La Changada  * Dos basificadas más  * Itesco: otro secuestro  * Juez Urcelay desconoce plazos legales  * El protector de Fisculín

Como si fueran víctimas, los yunistas de Abreu y Ursúa alzan la voz. Se engallan e increpan, no por la reducción de salarios ni el pago a destiempo, sino por los privilegios y los negocios que les da CAEV Coatzacoalcos, y hasta por torcer a Yunes, el gobernador.

Tarde de perros en el sistema de agua, el miércoles 15. Escucha el personal de confianza que ya nada es igual, ni la jauja ni el derroche, y que por la falta de recursos habrá que reducir salarios.

Por voz de Emmanuel Doroteo Valentín, nuevo subdirector de Administración y Finanzas, sienten el golpe y la embestida, el apriete de Xalapa a un grupo, el del ex director Rafael Abreu Ponce, que se resiste a partir, a dejar sus plazas, el dinero y algo más.

Acusado de todo, denostado en los medios de comunicación y en las redes sociales, Emmanuel Doroteo escucha el reclamo y calla. Se agolpan las voces, el cuándo, el por qué, el porcentaje de reducción, el responsable del agravio a sus ingresos.

Tibiamente responde el subdirector administrativo: es orden de las oficinas centrales de CAEV.

Un audio con duración de 29 minutos registra el encontronazo entre la nueva directiva de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Coatzacoalcos —o CAEV— y el staff yunista local, las huestes de Abreu y del ex subdirector administrativo, Jorge Cuauhtémoc Ursúa, ambos cesados por orden del gobernador Miguel Ángel Yunes.

Abreu dejó CMAS entre el escándalo cuando su asociación civil Yúnete fue usada para entregar apoyos luego el sismo del 7 de septiembre. Le imputaron que Yúnete es una alusión a Yunes y que el color azul es el mismo del PAN. Horas después, vapuleado en las redes sociales, cayó Rafael Abreu, acusado por la Fiscalía de Veracruz y por la Fiscalía Especializada Para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Ursúa sólo aguantó unas semanas. Trataba de enderezar documentos, pagos, limpiar el cochinero administrativo, y al final cayó.

Se fueron Abreu, Ursúa, el subdirector Técnico, Rafael Islas, y el subdirector Comercial, Félix López Ramón, en cuya área se perpetró y se sigue perpetrando el saqueo, el cobro del servicio de agua a través de “coyotes”, condonando multas, con descuentos descomunales, dejando expedientes sucios en “ceros”, dinero que no ingresó al sistema contable.

Se fueron Abreu y Ursúa pero sus equipos, el yunismo de Coatzacoalcos, sigue ahí. “Todos se quedan”, les instruyeron. “Hay que aguantar”.

Y ese “aguantar” se transformó en rebeldía y ninguneo. Formalmente, el nuevo director, José Antonio Wilburn González, manda, pero en los hechos Abreu ejerce el poder.

Un nombre les da valor: Fernando Yunes Márquez. “Mientras nos apoye, nadie nos mueve”, han presumido dentro y fuera de CMAS.

Su ariete es el alcalde electo de Veracruz e hijo del gobernador Yunes Linares. “Fernando me dijo”, “Fernando ordenó”, “a Fernando no le va a parecer”.

Y cuando llegó la reducción del salario, Fernando no chistó.

Doroteo Valentín apenas habla. Ese día, el del encontronazo, sólo revelaba que el porcentaje de descuento al salario se verá reflejado en el depósito de pago. La quincena del personal de confianza presuntamente será liquidada este viernes 17.

El audio sigue. Se escucha un murmullo. Trasluce el desánimo de unos, la ira de otros, el reclamo de todos.

Se identifican las voces: Carlos Vallejos, Sandra Moreno, Anilú Vega.

Unos exigen que se les respete el salario porque está sujeto al tabulador; otros requieren que si les reducen el pago, se les asignen viáticos; uno más refiere que la medida es inconstitucional.

Carlos Vallejos es subdirector Técnico, vinculado al pasado, a Tony Macías, el suegro incómodo de Javier Duarte, quien controló CAEV en el duartismo, vía el entonces director jurídico, Pedro Tiburcio Zaamario. Lo suyo son las factibilidades para que un negocio pueda operar.

Sandra Moreno, operadora en el Área de Compras, gana por dentro y también por fuera. A ella se le vincula con uno de los equipos de limpieza de drenaje, llamados Vactor. Su equipo es operado por personal de CAEV, le da mantenimiento CAEV y le suministran partes con cargo a CAEV.

Fue testigo clave en el crimen del ex subdirector Técnico de CMAS, José Antonio Férez Kuri, en 2014, con quien se encontró en el estacionamiento de Plaza Patio. Presuntamente habría una entrega de documentos cuando varios asaltantes los amagaron. Pepe Férez los enfrentó y le dispararon. Sandra Moreno, ilesa, huyó.

Luego fue separada de su cargo. Rafael Abreu a recontrató. Hoy, pese a inconformes por la reducción de salario, presume que es inamovible por ser comadre de la esposa de Wilburn.

Ana Luisa Vega Rodríguez —Anilú Vega— es la jefa de Recursos Humanos. Fue marcelista, del equipo del ex secretario de Gobierno, Víctor Rodríguez Gallegos, y terminó siendo cercanísima a Abreu y luego a Jorge Ursúa.

El golpe les viene del yunismo azul en Xalapa y el destinatario es el yunismo de Abreu que no se quiso doblegar, que regateó la permanencia de sus allegados cuando terminó su ciclo en el sistema de agua y que finalmente saboteó, vía sus incondicionales, la llegada del equipo propuesto por el ex alcalde de Coatzacoalcos, Rogelio Lemarroy González.

El descuento al salario sirvió para tensar la relación entre el yunismo de Abreu y Yunes Linares. Alguien, por supuesto, debía tronar. Y no fue el gobernador.

Circula una lista de posibles despedidos: Jesús Cuán; Maricela de los Santos Flores, con salario de 10 mil 287.60 pesos al mes, según la nómina; Carlos Vallejos, 11 mil 357.44, cuando era jefe de Mantenimiento; Beba Comesse; Rubén Romero; Maricarmen Acosta; Francisco Leal; Francisco Rodríguez; Emily Páramo García, 4 mil 772.98; Rosa Alicia García Bielma; Enrique Cervera, quien es trabajador y contratista de CAEV; Anilú Vega, 21 mil 263.86; Mariana Ortiz; Francisco Ríos; Mariana Eugenia Meraz Mendoza, a quien le aparecen cinco salarios en cinco períodos; Xiomara Itzel Ovando Vázquez, 7 mil 373.87; y Jhonny de Jesús Guerrero Terán, también con cinco salarios, el último de 9 mil 304.08.

Pagan, eso sí, justos por pecadores. Otro grupo de empleados de confianza, que ni son yunistas, ni son duartistas, ni son fidelistas, también sufren el recorte del salario.

Horas después circula en las redes sociales un video contra el director de CAEV Coatzacoalcos, José Antonio Wilburn. Es tildado de pederasta.

Le atribuyen un amorío con una joven de nombre Abril, a quien habría conocido a los 16 años. Le imputan que por seis años ha sido su amante.

Y enfatizan en la pederastia.

Abril, alias La Mapacha, procede de Llave Ciudadana, el grupo del regidor Luis Rendón y el ex titular de CAEV en Nanchital, José Emilio León Villa, cesado por manejos financieros irregulares. Ambos, al igual que Abreu, presumen ser los operadores de Fernando Yunes en el sur de Veracruz.

Abril labora en Cultura del Agua, en CAEV Coatzacoalcos. Es amiga de Darlene Toribio, con quien en el video es exhibida en un diálogo explosivo en la red WhatsApp.

Abril tiene un amigo fraterno, Alberto Mijangos Martínez, ex director de CAEV, entonces CMAS, hoy pieza de alto nivel de Morena en Coatzacoalcos, protegido de Iván Hillman Chapoy y la diputada Norma Rocío Nahle García. Es el futuro secretario de Gobierno municipal. Buen futuro para Abril.

Hay regodeo entre el yunismo de Abreu por el lodo contra Wilburn. Lo filtran en grupos de WhatsApp. Pasa de amigo en amigo hasta hacerse viral.

Así fue en los días del fidelismo, cuando Miguel Ángel Yunes pretendía ser gobernador, en 2010, y enfrentó una campaña centrada en que su debilidad serían las menores de edad por los señalamientos de la escritora Lydia Cacho en su libro “Los Demonios del Edén”.

Seis años después, en 2016, le tocó otra andanada de lodo en la campaña a gobernador. Incluso su primo, Héctor Yunes Landa, candidato del PRI, lo acusó de que era un peligro para los niños.

Hoy es el yunismo azul, el de Abreu, el que se solaza con la imputación de pederastia a Wilburn, llevado a la dirección de CAEV Coatzacoalcos por el ex alcalde Lemarroy, amigo del gobernador Yunes.

Y todo por suponer que CAEV era suya.

Archivo muerto

Con un déficit en seguridad, el de la violencia y el terror, y con una reestructuración inédita de la deuda de Veracruz, cierra su primer ciclo Miguel Ángel Yunes Linares. Entrega su informe de actividades en un Congreso a modo, con el PAN y el PRD de plácemes, con el priismo que simula confrontarlo y termina avalando el agandalle de la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva. Faltó Morena, aduciendo que no fue invitado por Yunes azul. Le corrige la presidenta del Congreso, Mariely Manterola Sáinz, aduciendo que la invitación sí se giró. Como fuera, los diputados pejistas sabían que la sesión del 15 era para recibir el Primer Informe de Labores del gobernador. Antes y ahora, admite Miyuli que la violencia está desbordada, que le pegan al crimen organizado en una región y se recrudece en otra, que desmembran células delictivas y surgen más, que hay una guerra de cárteles y que la función del poder es garantizar la seguridad de la sociedad, no la de los sicarios y sus capos. Lo que no ha dicho Yunes es que la violencia tiene origen político, que deriva de los pactos de la fidelidad y el duartismo con los zetas y los golfos, con el Jalisco Nueva Generación, y que son los grupos de poder político los que le dan cuerda al narco provocando el baño de sangre y el fracaso de la estrategia de seguridad. Es la mano de la narcopolítica pero no se le quiere reconocer. En lo financiero, Yunes logra la reestructuración de la deuda bancaria, bajando el pago de intereses y logrando un ahorro para 2018 de más de 2 mil millones de pesos. Suscita polémica la mofa de Javier Duarte, protagonista de los espectaculares de Yunes Linares, con antifaz de ladrón el ex gobernador, y con la sentencia de que Karime Macías no merece abundancia sino merece la cárcel. Desilusión entre aquellos que avizoraban que Miyuli no culminaría su primer año de gestión, minado el terreno por Javier Duarte, con la deuda descomunal de 80 mil millones de pesos, con la deuda a proveedores y constructores, con la deuda a pensionados, con la deuda a medios de comunicación. Les falló. Desilusión entre quienes imaginaron que en seis meses concluiría la violencia, como Yunes ofreció en campaña; los que imaginaban que habría resultados en la búsqueda de desaparecidos, los que veían libre de duartistas la Fiscalía, la CEAPP, la Comisión Estatal de Derechos Humanos, la Secretaría de Seguridad Pública. Como sea, Yunes sigue ahí y en 2018 se verá de qué es capaz con el poder en sus manos… Salim y La Changada son uno, y ahí se perpetró un doble crimen. Salim, con su aire de hombre de bien, mantiene ese y otros tugurios —un Peñón— en los que no se paran ni las moscas y la contabilidad se nutre con números rojos. Ahí, en La Changada, en su cocina, fue ejecutada Dana Paula Sánchez Sagrero; afuera, en un charco de sangre, el cuerpo de su madre, Abigail Roxana Sagrero Wilson. Qué cosas las de Salim. Queriendo alcanzar el cielo político y moviéndose en las entrañas del infierno… Más basificaciones en el ayuntamiento de Coatzacoalcos. Una, a favor de Gabriela Segovia, directora del Área Médica del DIF, y la otra, de Jessy Ramos, del staff del alcalde Joaquín Caballero Rosiñol. Gabriela Segovia, vinculada al ex presidente municipal Marcelo Montiel, es además operadora del PRI. Jessy Ramos, quien ya despacha en la Secretaría de Desarrollo Económico del ayuntamiento, fue diputada juvenil y de ella se contaba que tendría una mayor proyección política. No fue así. Hoy por lo menos les dieron su base. Cientos de trabajadores, allegados al equipo de Caballero Rosiñol, no sólo se quedaron con ganas de asegurar su espacio en la nómina sino que fueron despedidos sin decir agua va… Se llama César Toledo y el jueves 9 se esfumó. Nada se supo del contador, funcionario del Itesco, ese fin de semana. El lunes 13, seguía ausente mientras el Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos se sacude por sus conflictos, los de los “aviadores” del ex director Ricardo Orozco Alor, el fraude de las calificaciones, la alteración de resultados y hasta la firma falsificada de un administrativo que provocó el cese de casi una decena de corruptos, entre ellos el cuñado del cacique priista, Felipe Arturo Rangel Cardoza. Y ahora el secuestro de César Toledo, que juega en el equipo rival, el de la directora del Itesco, María Inés Núñez. Ya antes habían sido levantados dos miembros de la comunidad Itesco, apenas llegó el yunismo azul al poder y destronco el imperio de Ricardo Orozco. Ojalá que la violencia que desaparece inocentes y el conflicto en el Itesco sólo sea coincidencia. Ojalá que César regrese bien… Vuelve a meterse en líos el juez Raúl Aguilar Urcelay. Una errónea interpretación de la ley, ignorando los tiempos legales para presentar recursos, terminó agraviando a Norberta Jiménez López, quien interpuso un juicio de prescripción. Aguilar Urcelay desechó la apelación a la sentencia por considerarla extemporánea cuando que fue presentada en tiempo. En el juicio de amparo Norberta sustenta que el juez Aguilar Urcelay desconoce que en caso de sentencia la apelación de puede presentar en un plazo de cinco días; en caso de un auto, en tres. Ante el Poder Judicial Federal demuestra que la apelación a la sentencia se realizó conforme a derecho. Increíble que el juez ignore algo tan elemental. Esos son los jueces del magistrado Edel Álvarez Peña, presidente del Poder Judicial de Veracruz… ¿Quién es el poderoso padrino de “Culín”, alias Luis Ángel Bravo Contreras, ex fiscal de Veracruz, el verdugo de la periodista y diputada Maryjose Gamboa Torales, intocable pese a los agravios a los familiares de desaparecidos, a las pruebas de ADN perdidas, a la fabricación de culpables, a la traición de la justicia? Una pista: le llaman El Jefe Diego. Es, pues, impune…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: Libertad Bajo Palabra