Secciones
Últimas
Populares

Antorcha Campesina: el lodo flota


* Brazo violento de Fidel y Tony Macías  * Implicada en el desvío de 7 millones de la SEV  * Lo suyo es la industria de la invasión  * Mina: Saúl y los iPhone rosa  * Theurel y los 44 millones del puente fantasma  * Siete basificados de Caballero  * Jueza gana amparo  * Le arriman doncella al secretario

Puño férreo el de Antorcha Campesina, el que usara Fidel Herrera para el control de tierras, la invasión y el despojo, la presión y el amago, o el brazo social, el de los acarreados que toman plazas, que una y otra vez sirviera a Javier Duarte para enfrentar a sus enemigos. Y, sin embargo, se quiebra.

Hoy, la ley toca a su puerta, implicada por el yunismo azul en el desvío de recursos de la Secretaría de Educación de Veracruz, parte de los 7 millones 784 mil pesos que debiendo ser para educación terminaron en las cuentas del movimiento antorchista.

Quizá mínima, es una fracción de lo que la fidelidad y el duartismo le dieron sin chistar. Otras dádivas consistieron en vivienda, caminos, escuelas y poder político, creando con recursos públicos, terrenos de Veracruz, la base social —y electoral— que servía al PRI para obtener y retener alcaldías y sumar votos.

Y a cambio, la sumisión.

Y en caso extremo, el puño férreo, la violencia, el golpe artero.

Su líder, Samuel Aguirre, es una rémora del sistema.

Su lideresa, Minerva Salcedo Baca, esposa de Samuel, igual.

Uno y otra se suceden el poder, una diputación local desde la que Samuel Aguirre validaba todo lo que Fidel Herrera pedía, las cuentas públicas, los créditos, el atropello a la ley y la quiebra de las finanzas del gobierno de Veracruz.

Y Minerva Salcedo incrustada en el Congreso estatal con misiones propias y encargos priistas, apuntalando el despojo de tierras a sus adversarios y el cobro de cuotas —Mandinga, por ejemplo— y avalando el atraco de Javier Duarte a Veracruz.

Uno y otra habrían de hundirse en el lodo duartista cuando el 25 de enero de 2016 destaparon a Juan Manuel del Castillo, corresponsable del saqueo duartista, vía las empresas fantasma, siendo subsecretario de Finanzas, para ser candidato a diputado local por Córdoba.

Y así su vinculación con la escoria del PRI, los Fidel, los Duarte, los Héctor Yunes Landa que les prodigaba mil elogios.

Entre lo terso y lo agreste, Antorcha Campesina se inclina por lo que sacude y convulsiona, siempre al lado del sistema, del priismo, del gobierno en turno, incluso del chirinismo hasta que su afán de confrontación la volvió incómoda.

Según el comunicado del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz, la denuncia es contra ex funcionarios de la Secretaría de Educación estatal, en los días del Javier Duarte.

Y en ella resulta implicada Antorcha Campesina.

“Los ex servidores públicos de la Secretaría de Educación de Veracruz —dice el comunicado de Orfis— no presentaron documentación alguna con la que solventaran la observación número  FP-018/2016/021 DAÑ, de la cual deriva a una afectación patrimonial a dicha Secretaría del orden de los $7´784,283.80, ya que se dispuso de manera indebida de dichos recursos, según constancias del expediente del proceso de la Fiscalización Superior, para el pago de nómina sin que exista evidencia documental que soporte el pago; sin embargo, según el dicho de los ex servidores públicos el recurso se utilizó para ser entregado a la Agrupación Antorcha Campesina”.

Orfis presenta la primera denuncia relativa a la cuenta pública 2016, el tramo final de Javier Duarte en el gobierno de Veracruz.

Los funcionarios de la SEV, según la información que difunde el mismo Orfis que en su momento calló las tropelías de Javier Duarte, no acreditaron diversos pagos, los cuales habrían parado en manos de Antorcha Campesina.

Dos duartistas manejaron la SEV en esos días: Flavino Ríos Alvarado y Xóchitl Adela Osorio.

“Ríos Alvarado —señala el portal Plumas Libres— fue detenido por esta gestión acusado de haber participado en la fuga de Javier Duarte al prestarle un helicóptero oficial.

“Bajo la excusa de una enfermedad cardiaca, lo mandaron a su casa con presunta prisión domiciliaria y después fue dejado en libertad bajo el pago de una jugosa cantidad que se le envió a un alto funcionario estatal”.

Sabe Samuel Aguirre que los vientos no son brisa, que presagian tormenta y que el brazo de la ley no tarda en tocarlo. Una espada, la del gober Yunes, le lacera el cuello.

Dirían los priistas a finales de 2016 que con Antorcha Campesina recuperarían Veracruz, con sus bases y militancia, una masa de acción violenta, los seguidores que no chistan ni replican, los que a ciegas siguen a su líder, que lo mismo les da invadir que tomar carreteras, los que increpan a los enemigos del duartismo o se envalentonan y retan al gobierno del panista Miguel Ángel Yunes.

Lo suyo, pues, es la industria de la invasión y la presión social.

En 2009, en Coatzacoalcos, sirvió Antorcha Campesina a Tony Macías, el suegro incómodo de Javier Duarte, padre de Karime, para invadir predios de la reserva territorial, una extensión del Parque Tecnológico Puerto México que afectaba terrenos de particulares, concretamente el de Vivienda Industrializada de Coatzacoalcos.

Y ahí fue captado Samuel Aguirre en las camionetas blancas de Tony Macías, a un costado del Palacio de Justicia Federal. Tal para cual.

Aducía su líder regional, Pergentino Cortés Girón, un táctico de la movilización que lo mismo agitaba en Sinaloa que en el sur de Veracruz, que había convenio con el suegro incómodo para construir vivienda.

Terminaron negociando espacios, abandonando el predio y moviendo a su gente a la Colonia Santa María, presionando a alcaldes para la introducción de servicios en áreas carentes de regularización.

Dos años después, el 30 de noviembre de 2011, otro choque violento. Esa vez, según el reporte de la corresponsal de la revista Proceso, Regina Martínez, asesinada cinco meses más tarde, Antorcha Campesina enfrentó a la organización rival Progresa Veracruz, de Orfilio García, por el control del predio Las Maravillas, en Xalapa.

Progresa Veracruz se encontraba en posesión del predio y las huestes de Samuel Aguirre intentaron desalojarlos. Se trataba de una parte de la reserva territorial.

Tras el enfrentamiento, con saldo de varios heridos, el gobierno duartista, vía el secretario y subsecretario de Gobierno, Gerardo Buganza Salmerón y Erick Lagos Hernández, lograron el acuerdo: Antorcha Campesina se quedó en el predio y a Progresa Veracruz le adquirieron otro. Fidel Herrera, en sus días de gobernador, se lo prometió a Samuel Aguirre.

Con Javier Duarte, Antorcha Campesina servía para amedrentar a grupos que protestaban. Tomaban Plaza Lerdo, frente al palacio de gobierno, e inhibían cualquier reclamo al duartismo.

Sus métodos van desde la gestión y la exigencia hasta la movilización que doblegue autoridades.

El 15 de marzo de 2016, Antorcha Campesina pretendió invadir predios de la Reserva Tarimoya I, en el municipio de Veracruz. Protestaron los colonos ante el entonces director duartista de Invivienda, Enrique de Jesús Nachón García, hoy con el mismo cargo pero en el yunismo azul.

Con Fidel y Duarte impusieron el puño. Ahora sienten el de Yunes.

Desde 2016, la toma de carreteras fue advertido como el método de presión contra Yunes azul. Y se veía venir la reacción.

Yunes les responde con acciones contra dirigentes y militantes, con envío de policía para romper bloqueos carreteros, con la detención de militantes, con la denuncia penal.

Tres integrantes de Antorcha Campesina, entre ellos su vocero estatal, Juan Carlos Francisco Espinosa,  fueron detenidos en Tantoyuca, tras protestar por la entrega de Yunes Linares de un sistema de agua sin estar concluida la obra.

Hoy es la denuncia penal del Orfis. En ella prende al movimiento antorchista, a su líder en Veracruz, Samuel Aguirre, a la pandilla en pleno.

Puño férreo el de Antorcha. Y, sin embargo, se quiebra.

Archivo muerto

Apple y Marcos Theurel están de plácemes. Crisis van y crisis vienen y el ayuntamiento de Saúl Wade León, alcalde real de Minatitlán, vía el edil Héctor Damián Cheng Barragán, alias TítereCheng, compra teléfonos iPhone 6S en lote, unos color rosa, otros en su tono convencional. Seguro son para su mamá, doña Reyna León, presidenta del DIF, célebre por su gusto por los casinos; para las regidoras del PRI, PRD o PAN; para la parentela del terrible Saúl, o para otras damitas de buen ver que, la verdad, no chambean ahí, pero sí que chambean. Theurel —“Te rompo tu puta madre”—, vía la empresa Secort Construcciones, aparece con un pago de 44 millones de pesos por el puente Capoacán que nunca se construyó. Aquella operación, el anticipo por el puente fantasma, corrió a cargo de su suegra, la ex alcaldesa Guadalupe Porras David. Se suponía que habría devolución y si no, alguien cargará con el daño patrimonial al erario de Mina. A detalle, eso y más en un informe, la balanza de comprobación del ayuntamiento de Minatitlán, en el período que corresponde de enero a septiembre de 2017. Hay más… Siete privilegiados, entre otros, en el joaquinismo. A los siete se les basificó y sindicalizó mientras a cientos de empleados en el ayuntamiento de Coatzacoalcos ni las gracias les dieron, la última quincena menos y del finiquito ni hablar. Ellos son: Nayeli Collado, directora administrativa del CRIC del DIF, esposa de Manuel Cabanas, antes de Jesús Moreno Delgado, hoy del alcalde Joaquín Caballero; Humberto Rodríguez, hermano del Sergio “Tomatito” Rodríguez, director de Acción Social; Johana Rodríguez Vázquez, directora de Atención a Personas con Discapacidad, pareja de Manolo García Palacios; Deneb Moreno, chofer de la primera dama, Cristina Cházaro de Caballero; Marisol Moreno, ex particular de Cristina de Caballero y esposa de Emmanuel Ovando de Gyves, milusos del joaquinismo, lo mismo en el taller de mantenimiento que en la Expo Feria; Marisol ya despacha o está a punto de hacerlo en la oficina de Relaciones Exteriores, ubicada en los bajos del palacio municipal, y Jared Jacinto González, chofer del alcalde Joaquín Caballero. Como apunta la tesis Juárez, para los amigos justicia y gracia. Así se “baja” la nómina y el Sindicato Único de Empleados Municipales ni el pico abre. Menos espacios para los morenistas del futuro alcalde, Víctor Manuel Carranza… Erika Paola León Tablada, la juez en conflicto, derrota a Edel. Echada de su plaza en el Juzgado Décimo de Primera Instancia en Materia Familiar, en Coatzacoalcos, obtuvo el amparo 407/2017 que se ventila en el Juzgado Noveno de Distrito. Por ello, la actual titular, Fabiola Rodríguez Ruiz, quien de leyes sabe lo mismo que de física nuclear, fue concretada a Xalapa para su remoción. Un caos el Poder Judicial de Veracruz, peor hoy que en la fidelidad y en el duartismo. Un infierno donde magistrados corruptos protegen una estructura de actuarios corruptos, donde el Consejo de la Judicatura está secuestrado por las rémoras del pasado, los Pimentel, los Ribón, los Hernández. Y el presidente del TSJ, Edel Álvarez, en Marte, embelesado en un jugoso negocio llamado Ciudad Judicial… ¿Quién es esa joven agraciada radicada en Minatitlán, beneficiaria con varias concesiones de taxi, una a nombre suyo, otras de sus familiares, que gusta de los caballos y los viajes, llevada ante el secretario de Educación de Veracruz, Enrique Pérez, para suavizar la postura del gobierno yunista contra el cacique del Itesco, Ricardo Orozco? Se ve que no conocen a Enrique. Es más fácil que se le pele El Chapo a que una doncella lo doblegue…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: Movimiento Antorchista