Secciones
Últimas
Populares

¿La mano de Rosa Borunda en los medicamentos clonados?


* Yunes alude a alguien “más que cercano a Fidel”  * Finamed, clave  * El empresario farmacéutico al que quebraron  * Itesco: Ricardo Orozco estrena cargo… inexistente  * Isaac: de chofer a funcionario  * Panistas acuerpan al que hostigó a Fernando Yunes  * Dejó de ser juez en ocho días

Alguien, “más que cercano” a Fidel Herrera Beltrán, es quien protagonizará en breve el escándalo de los medicamentos clonados, de las mezclas en el área de cancerología, del engaño al enfermo, al que condenaron a morir. Y cercanísima es Rosa Borunda, su esposa.

Letal, el dardo del gobernador Miguel Ángel Yunes impacta en el círculo íntimo del ex cónsul en Barcelona, España, activando los enconos, la disputa, el ajuste de cuentas, la aplicación de la ley.

Habla Yunes Linares, la mañana del lunes 23, en MVS Noticias, el segmento conducido por Luis Cárdenas Jiménez:

“Es un tema que tiene que ver con el Centro de Mezclas del Instituto de Cancerología de Xalapa, en el cual estaría vinculado alguien más que cercano a Herrera, óyelo bien, oye bien lo que te digo, más que cercano. No lo voy a dar a conocer todavía. Estamos terminando la investigación. Es un tema terrible”.

Abunda Yunes azul. Va de lo críptico a lo explícito, del lenguaje de los signos a la estocada brutal.

“Es un tema de esos que es difícil de procesar, de manejar, de entender; cómo la ambición por el dinero de estos señores llevaron no sólo a quebrar a Veracruz. Llevaron no sólo a causar un grave daño a la economía de Veracruz, a la seguridad, a todo, sino llegaron al extremo. No les importó hacer lo que hicieron, adquirir medicamentos clonados, y no son solamente éstos, ahí está la COFEPRIS ya actuando en el caso de pruebas de VIH–SIDA, miles y miles que fueron adquiridas, todas daban resultado negativo, simplemente porque no tenían ningún elemento activo”.

Interviene Luis Cárdenas. Retoma el tema del personaje “cercano” a Fidel Herrera, el ex gobernador de Veracruz. Pregunta:

“Más que cercano en el Centro de Mezclas. Para que nos quede claro, el Centro de Mezclas de Cancerología, ¿qué es exactamente? ¿un lugar donde llegan los medicamentos?”

Responde Yunes Linares:

“Es un lugar donde llegan los medicamentos y se preparan las dosis, en este caso, de medicamentos oncológicos, donde se hacen las mezclas, donde se hacen las extracciones; estamos terminando este análisis a través de los órganos internos de control”.

Luego abunda:

“Reitero es mi responsabilidad. Vamos ir a fondo, no tiene nada que ver con elecciones ni con locuras. Este señor (Fidel Herrera) sólo piensa en eso. Lo que tiene que pensar hoy, es que va a enfrentar no sólo un procedimiento legal, sino que tendrá que enfrentar el juicio de la historia; ese es un tema”.

Más que cercano a Fidel Herrera, hay tres: su esposa Rosa Margarita Borunda y sus hijos Fiel, Javier y Rosa.

De los hijos no se sabe que hayan lucrado con el suministro de medicamentos al gobierno de Veracruz.

De Rosa Borunda sí y no. Fidel lo niega. Rosa Borunda lo niega. Todo el círculo de poder lo afirma.

Implicada por maledicencias públicas en el negocio de la salud, se exime y se evade la ex primera dama de Veracruz desde que su esposo, el sultán de Nopaltepec, vivía en la “plenitud del pinche poder”.

No formalmente, sí en los pasillos el poder, Rosa Borunda ha sido ligada a la empresa Finamed, principal proveedora de servicios al sistema de Salud en los días de poder de Fidel Herrera Beltrán.

Finamed proveía de equipo, vía renta, de insumos, de servicio de laboratorio, todo en un contrato a 12 años por 5 mil millones de pesos. Ahí está el punto.

No figura el nombre de Rosa Margarita Borunda en documento que la implique, hasta ahora. Sí los datos de sus accionistas: Rubén Antonio Nicolás Calderón Stepanova y Rubén Calderón Quiroga.

Proveyó de servicios médicos al sistema de salud veracruzano y la relación terminó de manera abrupta, en los tribunales, a modo los fallos judiciales, perdiendo el gobierno de Veracruz en los días de poder de Javier Duarte, millonario el triunfo de Finamed.

Se descubrió que no todos los equipos médicos que rentaba Finamed eran de Finamed. Algunos fueron aportaciones de fundaciones altruistas; otros eran de la propia Secretaría de Salud de Veracruz.

Un día, el ex secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib encaró a Finamed. Por incumplimiento determinó la expropiación de los bienes. Finamed contrademandó y doblegó al gobierno duartista. Fue condenado a pagar el gobierno veracruzano 700 millones de pesos. ¿El conflicto legal fue plan con maña?

No es nueva la alusión a Rosa Borunda, sea como socia, sea como intermediaria a favor de Finamed. La menciona el empresario farmacéutico Sergio Torres Marín en su cuenta de Facebook, resumido su caso, su quiebra, el adeudo con el gobierno de Veracruz, las trampas de la Cofepris, la presión de los laboratorios Pfizzer y Ely Lily hasta provocar el desastre.

Tenía 45 sucursales, el grupo Farmacias Las Torres. Una investigación de la Comisión Federal para la Protección de los Riesgos Sanitarios (Cofepris) por una falsa denuncia acusando que vendía Viagra pirata, provocó el cierre por cinco meses. Sergio Torres demostró su inocencia pero todo estaba perdido.

Describe cómo le pagaban sus servicios. Le adeudaban 40 millones de pesos y le saldaban “en abonos y con un descuento del 35 por ciento como pronto pago. Quien estaba al frente de pagar era Ricardo Sandoval. Me pagaban en efectivo ya con el moche del 35 por ciento. Ellos cobraban mis cheques nominativos. Increíble”.

Luego advierte:

“Acabaron con una empresa de 800 empleos. Eran 45 puntos de venta”.

Y precisa:

“Y la empresa Finamed, de la esposa de Fidel Herrera Beltran, era el principal proveedor de medicamentos e insumos para hospitales y rentaba los aparatos médicos de todos los hospitales del estado de Veracruz”.

Decenas de columnistas —Claudia Guerrero, Aurelio Contreras, Armando Ortiz—, algunos diarios, ubican a Rosa Borunda de Herrera como la mano que mece la cuna, una cuna llamada Finamed.

Yunes Linares toca otros nombres, ligados a la fidelidad, peones y alfiles del ex gobernador. Habla de los diputados federales Jorge Carvallo Delfín y Antonio Tarek Abdalá Saad, el constructor, el consentido de Rosa Borunda.

“Se está  haciendo el análisis de hasta dónde llega su vinculación con la familia Beceiro Delfín, son sus familiares. Se está haciendo el análisis para saber si hay una vinculación  directa de él con estos temas”.

De Tarek Abdalá, diputado por Cosamaloapan y ex tesorero de Javier Duarte, dice:

“Solamente  en dos denuncias de la Auditoría Superior, esto es un escándalo; ellos se robaron el dinero de todo, de Seguro Popular, de educación, de seguridad, de todo. En el caso del diputado Tarek Abdalá  hay otra denuncia también por la cual ya hay una persona detenida, Leonel Bustos, cercano  a Fidel Herrera por desviar 2 mil 300 millones de pesos del Seguro Popular.

“Tarek era el funcionario más cercano a Fidel Herrera, el más cercano, era una gente  de su absolutísima confianza. Siguió en el Gobierno de Duarte, fue Tesorero en el Gobierno  de Duarte y ahí se vinculó con toda esta mafia que desvió recursos de Veracruz y concretamente, en el último caso, hay 2 mil 300 millones. Seguramente se solicitará su desafuero para proceder en contra de él. Ya hay una persona en la cárcel, Leonel Bustos Solís”.

Nadie más cercano a Fidel Herrera como Rosa Borunda, su esposa. Ahí golpea Yunes. Ahí sabe que ha de quebrar a su eterno rival.

Su implicación tiene alcances siniestros: las mezclas en Cancerología, los medicamentos clonados, los medicamentos pirata, las falsas quimioterapias, algunas para niños con cáncer.

Brutal, criminal, el engaño es demencial.

Más que cercano a Fidel Herrera, el genio del mal que urdió y lucró con los medicamentos apócrifos.

¿Será Rosa Borunda?

Archivo muerto

Medio loco, medio tonto, dejó a Ricardo Orozco Alor la pérdida de poder. No pudo ser diputado local pues lo venció Morena en Minatitlán; se desplomó su padrino político, el ex microgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, ya denunciado por Yunes Linares, y le quitó  el nuevo gobernador el control del Itesco. Patalea pues el ex director del Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos y en una alarde demencial se ostenta como “secretario adjunto” del sindicato. Antes fue líder de ese gremio y de ahí brincó a la dirección del plantel. Pero lo de secretario adjunto es sencillamente ilegal. No existe el cargo. Y si lo hubiera, Ricardo Orozco Alor no sería elegible para ocuparlo. Dicen los estatutos del SUTITESCO en su artículo 35, fracción VII, que para ocupar un espacio en el comité ejecutivo o como delegado es requisito “No haber desempeñado un puesto de confianza en tres años anteriores para ocupar puestos de representación sindical”. Y Ricardo Orozco, dentro de ese plazo, fue director del Itesco. Renunció el 15 de abril de 2015 . Peor aún, el cargo de “secretario adjunto” no existe. Así se presentó el lunes 23, así habló durante la realización de un par de conferencias en el Itesco, a su lado la nueva directora, María Inés Núñez. Suplanta Ricardo Orozco a la secretaria general, Ana Isabel Jacobo. Y de llegar a suscribir acuerdos, convenios, directrices, habrá incurrido en usurpación de funciones, y todo documento, incluso lo sindical, estaría viciado de origen y carente de legalidad. De por sí, la investigación interna lo tiene a un paso de la cárcel. Y con esto, peor… Sirvan o no, se van decenas de empleados municipales mientras uno de bajo perfil, Isaac Hernández Galicia, recibe premio. De ser el chofer del alcalde Joaquín Caballero Rosiñol, el Señor de los Autos —llegó a tener seis afuera de la casa del munícipe y los presumía; ¿ladronde?— ahora es director de Atención Ciudadana en la Secretaría de Obras Públicas del ayuntamiento de Coatzacoalcos. Releva a Esteban Ramírez, marcelista como pocos, el que antes que cuadrársele a cualquiera primero lo hacía con el ex alcalde Marcelo Montiel Montiel, hoy denunciado tras su paso en la delegación de la Sedesol federal en Veracruz. Chofer con suerte, engreído y patán, con la amenaza en la punta de la lengua, Isaac Hernández Galicia llega al área donde, en tiempos recientes, bajo la sombra del ex director de Infraestructura, Guillermo Ibarra Macías, se golpeaba al ciudadano que exigía buena atención, lo que de origen es obligación del servidor público. Isaac fue también secretario privado del alcalde Caballero, depositario de secretos, los de Joaquín y los de Jesús Moreno Delgado, ex director del DIF, de patética fama, otro de los aspirantes a la candidatura del PAN a la alcaldía de Coatzacoalcos, el que tácitamente, con su rebeldía y contracampaña, acabó con el sueño de Víctor Rodríguez Gallegos de ser diputado local. Uno llega y decenas de empleados se van… Llegarán lejos Pepe Uribe Pozos y Juan Manuel Rodríguez Caamaño, acuerpando y apoyando al priista que el 5 de junio hostigó, se mofó, se sumó a la agresión de taxistas y porros, unos física y otros verbalmente, contra el senador Fernando Yunes Márquez. Salim Anthuan Contreras Balderas se inmortalizó en aquella foto, una selfie, en que aparecía en primer plano y atrás el asedio, los golpes sobre el cristal y las puertas del automóvil del hijo del hoy gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Márquez. Presumía su fotografía Salim Anthuan Contreras, creído que así se granjearía el favor de los líderes del PRI y de Héctor Yunes Landa, a quien ya veía en el gobierno de Veracruz. Lo que es no tener olfato político. Esa noche, tras pasar por el ex penal de Palma Sola y la PGR, el automóvil de Fernando Yunes fue apedreado y sobre él caía una lluvia de huevo, atizados los porros por el pseudolíder de taxistas, Moisés Carrillo. Este domingo 22, Salim Anthuan Contreras revivió su AC “Salimos Adelante Coatzacoalcos” y a su lado tuvo al regidor panista José Uribe Pozos y al ex priista, aspirante a la candidatura del PAN a la alcaldía, Juan Manuel Rodríguez Caamaño. Vaya madrinas tan desmemoriadas… Efímero el paso de Raúl Aguilar Urcelay por el Juzgado Primero de Primera Instancia. Ocho días después de asumir el cargo, este lunes 23, fue concentrado ante el Tribunal Superior de Justicia de Veracruz, en Xalapa, según versiones que corren en el medio judicial. Su relevo será designado este miércoles 25. De origen dantista, mejor amigo que político, Raúl Aguilar Urcelay fue síndico del ayuntamiento de Coatzacoalcos durante la alcaldía de Pompeyo Figueroa, de 1985 a 1988. Dante Delgado, entonces al frente del PRI estatal, lo encumbró. De él fue sus ojos y oídos en Coatzacoalcos, su lealtad sin reparo. Años después, visionario, dejó el PRI. Se cobijó en Rafael Zarco Dunkerley, operador de los Amigos de Fox, y con él llegó la bonanza. Fue delegado de la Secretaría de Economía en el sur de Veracruz. Al concluir la era panista en Los Pinos, se alejó del PAN y quiso ser peñanietista, y hoy, bajo el amparo del gobierno panista-perredista, de la mano del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña, llega a ser juez primero de Primera instancia de Coatzacoalcos, aunque sólo por ocho días. Este lunes 23 trascendió su remoción… Van 29 días y el gobernador Yunes Linares no cumple su promesa de aplicar la ley en Tatahuicapan…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: El Economista