Secciones
Últimas
Populares

Morena-PES: la alianza del Peje con los “paleros”


* AMLO olvida o finge olvidar  * Alianza con el partido de Calderón  * Gumaro Pérez, otro periodista asesinado en Veracruz  * Orden de aprehensión contra Jesús Moreno  * Serán 25 basificaciones de Caballero  * Izquierdo engañó hasta al H  * Guízar y el PES en el fraude de las tierras

Sin escrúpulos morales, López Obrador pacta con los “paleros” de la mafia del poder, los aliados del PRI, el PAN y el salinismo, cuya esencia es lo que Morena aborrece y lo que ha devorado al país. Uno de ellos es el PES.

Su alianza con el Partido Encuentro Social lo lleva al escrutinio de las élites y al asombro de las bases, a la confrontación de sus ideales con los hechos, a decir y desdecirse, y a la radiografía no autorizada del líder de las izquierdas que por unos votos pepena lo que tanto desdeñó.

El País, diario español, confronta a López Obrador con López Obrador. Trae a cuentas que el 11 de junio el Dios Peje rechazaba la sola insinuación de aliarse con el Partido Encuentro Social, y al final lo hizo.

“Por congruencia —pontificaba el dueño de Morena—, es mi punto de vista, no podemos marchar junto con esos partidos. Me refiero, para ser preciso, al PRI (Revolucionario Institucional), PAN (Acción Nacional), PRD (Revolución Democrática), Verde (PVEM), Movimiento Ciudadano (MC), Encuentro Social (PES) y Nueva Alianza”.

Entablaría —decía el Peje— una alianza electoral con el Partido del Trabajo y ninguna otra fuerza política.

“El fin no justifica los medios —agregó con su estilo tajante—. No es ganar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole. Vamos a triunfar en 2018 anclados. Sin caer en la promiscuidad política”.

Y se lanzó contra la alianza entre PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, que la postre se convirtió en Por México al Frente, “por no converger en ideales”.

Expresó:

“¿Qué tienen que ver programáticamente, ideológicamente? Nada, es pragmatismo vulgar, ramplón. Morena nunca va a dejar sus principios, sus ideales”.

¿Nunca?

Algo le falla a López Obrador. O finge amnesia u olvida lo que pregona.

Por promiscuidad política, se alió con el PES pese a “no converger en ideales”.

Incurrió en el pragmatismo vulgar, ramplón.

Dejó sus ideales. Pisoteó sus principios.

O sea, hizo suyo lo que apenas antier criticó.

Hará un año, en Tepic, Nayarit, soltó otra andada contra los partidos “paleros”, incluido el PES. Dijo el 1 de agosto de 2016:

“No se puede hacer alianza con quienes están entregados ‘a la mafia del poder’, que lo mismo son el PRI, el PAN, el PRD, el PT, el Movimiento Ciudadano, Encuentro Social, el Verde Ecologista y Nueva Alianza. ‘Son sólo partidos paleros’ ”.

Hoy es otro. O es el mismo pero con otro cuento.

Aliarse con el Partido Encuentro Social concita sorpresa y reacción, crítica y protesta dentro de Morena. Una de ellas, la de su fan literaria, Elena Poniatowska, quien tras la presentación del gabinete pejista si gana la elección presidencial, exhibió una cartulina con la leyenda “Con el PES no”.

En julio de 2014, la periodista Sanjuana Martínez retrataba el origen religioso del PES y sus rasgos opuestos a los ideales de Morena:

“En el caso de Encuentro Social resulta llamativo que el INE no haya tomado en cuenta su origen religioso. En varias ocasiones se ha vinculado a su líder, Hugo Eric Flores, con la Iglesia Evangélica, incluso con el sinarquismo y por consiguiente con el panismo.

El Partido Encuentro Social (PES) se hace llamar el ‘partido de la Familia’, ya saben ustedes a qué modelo de familia se refieren, al mismo defendido por el senador ultraderechista panista Martínez, identificado ya como homofóbico, por su cruzada contra los homosexuales.

“Para construir su pantalla, Hugo Eric Flores quien además ha sido pastor, dice que no comparten la participación de la iglesia en la política. De hecho, el PES ya funciona como partido en Baja California donde en 2007 apoyó al ex gobernador panista José Guadalupe Osuna Millán. Y en el 2013 se alió con el PRI y actualmente tiene una diputación local y cuatro regidurías.

“Desde luego, en su publicidad no se menciona nada de la religión evangélica, ya dijimos que vivimos en el país de la simulación política y el PSE se pinta solo para eso: ‘Encuentro Social surge como alternativa para encauzar las inquietudes y compromisos de un grupo de ciudadanas y ciudadanos que en los últimos años hemos venido observando con preocupación la descomposición económica, política, social y moral’.

“El partido evangélico dice tener 308 mil 997 afiliados y 236 asambleas distritales. Solo le faltó decir que a partir de ahora y hasta mayo recibirá 15 millones de pesos mensuales que seguramente le servirán al ex pastor dirigente, para extender su religión democrática y política a favor de la ‘familia’, claro”.

Irma Rosa Martínez, en el portal La Silla Rota, señaló este 13 de diciembre:

“Su líder nacional, Hugo Eric Flores Cervantes, ha sido señalado como pastor de alguna de las iglesias cristianas evangélicas, lo cual ha sido refutado por él, pero sí reconoce asistir a la Iglesia de Dios y a Amistad Cristiana.

“De acuerdo con el articulista Fred Álvarez, fue dirigente juvenil del PRI en el Distrito Federal, colaborador del entonces líder del Congreso, el priista Fernando Ortiz Arana y de Luis Donaldo Colosio.

“Este peculiar dirigente religioso-político es abogado por la UNAM y maestro y doctor en Ciencias Jurídicas por la Universidad de Harvard, en donde, se dice, conoció a Felipe Calderón. Ha sido docente del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

“Hugo Eric Flores ha sido funcionario público en administraciones de distinto signo. Lo mismo fue oficial mayor de la Semarnat en tiempos de Calderón (cargo del que fue destituido al poco tiempo), que en el gobierno de Marcelo Ebrard en la Ciudad de México, donde fue director general de Gobierno.

“En su ya clásico estilo de política de péndulo, en 2003 Encuentro Social fue aliado de Convergencia y en la elección de 2006 apoyó al PAN. Fue difícil entender un pacto político entre evangélicos y católicos, el cual fue explicado a la luz de ‘construir un estado que respete todas las religiones’. En lo que sí han coincidido siempre los dos partidos es en su oposición a la interrupción legal del embarazo.

“Flores Cervantes asegura que él presentó a Alejandro Orozco y su esposa Rosi, dirigentes de la Casa de la Roca, a Felipe Calderón, y posteriormente ocuparon cargos administrativos y de elección en esa época. El líder del PES menciona esos ejemplos de como el partido ha ido ‘ganando espacios’.

“Como parte de su acuerdo con el PAN, Flores quedó como senador suplente de María Teresa Ortuño”.

Tragan saliva, pues, los morenistas. Acuden al exorcismo del PES y alaban su conversión al proyecto salvador del Peje.

Uno de ellos, él izquierdista de cepa, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, líder de Morena en Veracruz, sonríe para la lente de los medios. Nutre el morbo de la prensa. Actúa. Proyecta la imagen del placer que le da congeniar con el partido de la intolerancia, del rechazo a las tesis de Morena, los que condenan el aborto y los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Hacia sus adentros ha de reír más. Curtido en la izquierda, Manuel Huerta sabe que lo del Peje es sólo un ardid electoral, la pura teatralidad, el arte de pepenar votos, el fin que sí justifica los medios, así sea lo que Morena detesta, los principios vulnerados para que la elección presidencial no termine en un escenario infernal.

Toma el brazo de un miembro del clan Guízar, Fernando Perera Herrera, y lo alza para proclamar que esa alianza hará historia.

Aquellos a los que el PRD tildó de porros del PRI, los que violentaban cada elección, los que amedrentaban para robarse las urnas, los Guízar acusados de ser los artífices del trabajo sucio y los triunfos arrebatados a la sociedad en Coatzacoalcos, hoy son pieza clave para que el proyecto de López Obrador no se quede en un sueño de poder.

De eso y más tildaba el PRD, antes el PSUM y le PMS, a Gonzalo Guízar, sus hermanos y su clan. Eran el brazo porro de Edel Álvarez Peña cuando el suicidio de Juan Osorio López les abrió el camino a la alcaldía, el dinero y el poder.

Indulgente, Andrés Manuel López Obrador no repara en que Gonzalo Guízar fue candidato del PAN a la alcaldía de Coatzacoalcos, en 2010 y 2013 con sendas derrotas. Hoy es diputado federal por el PES.

Al PES le reserva Morena distritos donde el voto se carga a la izquierda. Designará el PES candidato a la diputación federal en Coatzacoalcos, Cosoleacaque, Xalapa Rural, Pánuco, Tuxpan, Coatepec, San Andrés y Zongolica, donde sus votaciones son marginales.

Pudo más la necesidad de sumar votos que los escrúpulos morales.

Por la urgencia de votos, se comió el Peje el discurso de la santidad.

Ya puede marchar con los “paleros” de la mafia del poder.

Uno que otro voto le darán.

Archivo muerto

Imparable, la violencia quiebra a Gumaro Pérez Aguilando, fundador de La Voz del Sur. Fueron por él los sicarios. Lo hallaron en el salón donde se realizaba una posada en la escuela de su hijo menor, la mañana de este martes 19. Lanzadas las descargas, el periodista de Acayucan murió en el acto. Refiere su viuda que nunca le habló de amenazas, que tenía vigilancia somera cuando los ataques a la prensa alcanzaron niveles de miedo, que era un hombre tranquilo. Dice la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas que no contaba con medidas de protección porque no manifestó amenaza alguna. Sólo se le ofrecía seguridad en coberturas periodísticas. Gumaro Pérez fue reportero de Diario del Sur y Liberal del Sur. Luego fundó su portal La Voz del Sur y laboraba en el ayuntamiento de Acayucan. Ejerció el periodismo por 15 años. Una versión atribuye conflictos con el ex alcalde priista Gaspar Gómez Jiménez, el mismo implicado en el crimen del periodista Cándido Ríos, en Hueyapan de Ocampo, también al sur de Veracruz. Con su muerte suman cuatro homicidios de periodistas en el yunismo azul. Con Javier Duarte ocurrieron 17 ataques mortales. Y no hay manera de parar… Ni en sus días en el marcelismo, ni con Fidel Herrera, ni con Javier Duarte, enfrentó Jesús Moreno Delgado un lío judicial que lo pusiera al borde de la cárcel. Convertido al yunismo azul, enfrenta una orden de aprehensión por abuso de autoridad y haber solapado las tretas de dos pseudopsicólogas en los días en que tenía a su cargo el DIF de Coatzacoalcos. Sin cédula profesional, Yahana Lozada Parra y Patricia Salcedo Gómez, ésta empleando una cédula que pertenece a una maestra de Baja California, dictaminaban en torno a las visitas supervisadas a una madre, Lilia Gema Santiago Ríos, a quien el marido, Carmen Ramos Rodríguez, había despojado de su hijo con tretas legaloides, el contubernio con el juez segundo de Primera Instancia,  Jiménez Santés, y un evidente tráfico de influencias. Lilia Gema fue difamada, hostigada, encarcelada por unas horas en el reclusorio Duport-Ostión, logrando salir bajo fianza y al final con un amparo revocó la embestida judicial. Halló la evidencia de que las pseudopsicólogas carecían de cédula profesional y aunque expuso su caso a la presidenta del DIF estatal, Karime Macías de Duarte, y a la titular del DIF en Coatzacoalcos, Cristina Cházaro de Caballero, fue ignorada. Denunció el caso ante la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos y cuando todo parecía olvidado, el caso fue consignado a un juzgado de donde se libraron las órdenes de aprehensión. Inédito lo que le ocurre al recientemente nombrado delegado de Tránsito, ex candidato del PAN a la alcaldía de Coatzacoalcos, Jesús Moreno. Lo que no enfrentó cuando era priista en gobiernos del PRI, le sucede en siendo panista en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares. También hay orden de aprehensión contra Yahana Lozada, Patricia Salcedo y el ex procurador de la Defensa del Menor, Salvador Hernández Martínez. Todos iniciaron juicios de amparo para evitar dormir tras las rejas… No son nueve. Son más de 25 empleados joaquinistas basificados de manera subrepticia, entre las sombras, en la zona más oscura del ayuntamiento de Coatzacoalcos. Niegue el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol que otorgado plazas definitivas a su grupo selecto y vocifera que la basificación es una mentira urdida en este espacio. Así lo dice pero los 25 casos son una realidad. Los armó a espaldas de todos, incluso del joaquinismo leal que desde 2012 entregó el alma para hacerlo diputado y luego alcalde. A unos cuantos les garantizó empleo y su estadía en la nómina municipal. En una oficina clave del edificio de Tesorería, se consumó el estatus de “trabajadores de base”. Del 15 de noviembre a la fecha, los privilegiados del joaquinismo cobran sin firmar “tirilla”, donde consta su condición laboral, pues no quiere que haya evidencia hasta haber dejado la alcaldía. Cuenta Joaquin Caballero que será el primer alcalde en no basificar empleados de confianza y su prensa mansa y lacaya le sirve para difundir el rollo. Pretende que esas bases vayan por cuenta de la parte sindical pero de tanto estirar el hilo y no lograrlo, el conflicto amenaza con estallar en cosa de horas. Cuando refiere el alcalde que habría basificación en los términos del contrato colectivo de trabajo, deriva la culpa en el Sindicato de Empleados del Municipio de Coatzacoalcos. Y ahí está el atorón. ¿Será por eso que no cae aguinaldo cuando casi es Navidad? ¿Será por eso que sólo a los de salario menor a 4 mil pesos quincenales se les ha querido pagar? ¿Será por eso que las calles de Coatzacoalcos lucen atestadas de basura en respuesta a la intransigencia del presidente municipal? Final de caos: pleito por la basificación, o el escándalo por los 40 millones de los cuartitos de Sedatu que nadie sabe cómo se aplicó y que la Auditoría Superior de la Federación observó, o por la bodega de la colonia Brisas del Golfo donde se halla el material robado a las promotoras, o la calle Mirador con un drenaje que no está conectado a la red de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento, o los proveedores y constructores sin cobrar. Qué final… Al otro lado de la línea, en tono áspero, la amenaza del maloso que lo mismo sangra a los zetas que al empresario, a la autoridad, al notario y al dueño de la tierra. A todos les vende tierra que no es suya y el tal José Antonio Izquierdo llegó a engañar al Comandante H, alias Hernán Martínez Zavaleta, jefe zeta en el sur de Veracruz, y a los empresarios Maggi Santarini, que tras ese lío y el miedo al crimen organizado, mejor se esfumaron, y a Pemex que compró un trozo de tierra a quien no era su dueño. Y en el tema, es demandado el notario 26 de Salina Cruz, Jorge Winckler Yessin, padre del fiscal de Veracruz, para que acredite si el poder notarial usado por Manuel Bringas Burelo para venderle al tal Izquierdo es legal o apócrifo. Asunto de altos vuelos, también implica a un miembro de la familia Guízar Valladares y ahora al Partido Encuentro Social, el reciente aliado del Dios Peje, Andrés Manuel López Obrador. Ese que llama y que amenaza es el mismo que engañaba al Comandante H, alias Hernán Martínez Zavaleta, al que le robó varios cientos de miles de pesos y que, por si faltara, pasó a arder, vía abogados inscritos en la nómina municipal, a ediles y funcionarios de rango pesado en el ayuntamiento de Coatzacoalcos. Y sí, la SEIDO y la milicia ya andan por ahí, tras la pista de algunos joaquinistas…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: Mientras tanto en México