Secciones
Últimas
Populares

Ixhuatlán: el alcalde, crimen, la trampa, el enredo


* Compra de láminas de zinc motivó el ataque  * Mueren Víctor Manuel Espinosa y cuatro más  * Banda que roba al duartismo y revende  * Candidatos y alcaldes  que compran chueco  * Meade, el ingenuo  * Fluvio se fue con Ramón Ortiz  * Jesús Moreno a Tránsito  * Lo que Jair MM soltó apunta al H  * El regidor y el salario para proyecto de Margarita

Un negocio, quizá una celada, lleva al alcalde a la muerte. Habría ido por láminas de zinc, o por enseres para su casa clandestina, o engañado por delincuentes que venden lo robado a alcaldes y candidatos, o sería víctima de la policía de Veracruz. Como sea, Víctor Manuel Espinoza Tolentino fue ejecutado.

Cinco cuerpos, lacerados, inertes por el impacto de las balas, cimbraron a La Haciendita, colonia del municipio de Banderilla, conurbado a Xalapa, donde ocurrió el ataque la noche del viernes 24, y por ser quien era el edil y por lo que a partir de ahí se habría de saber.

Junto al volante yacía el alcalde de Ixhuatlán de Madero, político sagaz, con base social, que cuando había que ser priista lo fue y cuando vio la oportunidad de partir no lo pensó.

A su lado, en la camioneta en que llegaron al lugar de la cita, yacía su esposa Hilda Patricia Carrera Tinoco, también acribillada, y tres personas más. Uno era su auxiliar, otro el chofer del camión en que transportarían las láminas de zinc, y uno más el tipo que sirvió de contacto para realizar la operación y que resultó maloso.

Hacia las 8 de la noche, La Haciendita se cimbró. Se escucharon disparos y se advertía una persecución, crispando los nervios de los colonos que sentirían la violencia en toda su expresión.

Cinco cadáveres detonaban la nueva estampa de inseguridad. Y más cuando se estableció que el alcalde de Ixhuatlán de Madero, Víctor Manuel Espinosa Tolentino, fue el blanco de los matones.

Su muerte disparó hipótesis en varias direcciones. Que si es una escalada contra alcaldes, como la ejecución de Santana Cruz Bahena, edil electo de Hidalgotitlán, apenas el 20 de noviembre, a manos de unos 200 sicarios. Que si lo mataron por robarle. Que si fue pleito de grupos por el poder en su municipio. Que si el crimen implica a la policía de Miguel Ángel Yunes Linares.

Fue, dice una versión, por adquirir láminas de zinc a mitad de precio, que usaría en el municipio que gobernaba.

Fue, cuenta otra, engañado por delincuentes que una vez ahí lo ultimaron para robarle los 400 mil pesos en efectivo que traía con él.

Fue, reza una más, sin saber que el tipo que servía de contacto con los vendedores pertenecía al grupo delincuencial, implicados todos con el robo de materiales de las bodegas del gobierno de Veracruz en los días en que el duartismo aún mandaba y saqueaba sin límite alguno.

Fue, refiere otra, a adquirir láminas, no para temas relativas a su gestión como alcalde sino para una vivienda ubicada en Banderilla, cerca de Xalapa, de la que pocos sabían.

Fue, advierte la más explosiva, una confusión de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, que suponiendo que el alcalde, su esposa y los otros tres eran delincuentes, los habrían acribillado por error.

Dos horas después del ataque, en redes sociales se viralizó la información del ataque por parte de la SSP. Y minutos después, el gobierno yunista replicó.

El portal Presente Veracruz señaló:

#ASESINA EN CONFUSIÓN SSP DE TÉLLEZ MARIE A ALCALDE DE IXHUATLAN DE MADERO, SU ESPOSA Y TRES ESCOLTAS EN EL MUNICIPIO DE BANDERILLA”.

Y en las redes sociales se enfatizó:

“En lo que fue reportado cómo un presunto enfrentamiento entre fuerzas del orden de la Policía Estatal y Fuerza Civil contra presuntos delincuentes en una camioneta, terminó con el asesinato del alcalde de Ixhuatlan de Madero, su esposa y tres escoltas presuntamente al confundirlos con delincuentes en la localidad de La Haciendita, en Banderilla, Veracruz”.

A eso de las 10:04, ZonaVer Noticias, señaló enfáticamente: “Trasciende que SSP mató por error a presidente municipal de Ixhuatlán de Madero y su esposa”.

Al filo de las 23:30 horas, el gobierno de Veracruz lanzó su hipótesis del robo que derivó en el crimen múltiple:

“A las 17:00 horas aproximadamente, había contratado un camión de ‘Transportadora AM’ de la ciudad de Xalapa para llevar láminas a su municipio.

“El lugar donde fue asesinado se encuentra fuera de la zona urbana, donde no existen comercios establecidos.

“Presumiblemente, el Alcalde fue llevado con engaños a esa zona alejada donde se cometió el delito.

“Ya se tienen identificadas, además de su esposa, a las otras tres personas: uno era el chofer del camión, el otro un empleado de base de Gobierno del área de la Coordinación de Promoción de Valores Cívicos y Culturales, y el tercero, un vecino de Actopan”.

El sábado 25, en un nuevo comunicado reveló que uno de los sujetos asesinados era parte de la banda delincuencial.

“El integrante de la banda que hizo el contacto con el Alcalde se dedicaba desde hace varios años a vender esos materiales sustraídos de bodegas del gobierno anterior a candidatos y presidentes municipales en funciones.

“El propio contacto guió al funcionario municipal hasta el sitio donde las láminas serían entregadas, en un lugar prácticamente despoblado a las afueras del municipio de Banderilla. Al llegar al sitio todos fueron privados de la vida, inclusive el funcionario, su ayudante y el chofer del camión contratado.

“Hace una semana —el viernes 17 de noviembre— fueron privadas de la vida 4 personas en una zona despoblada del municipio de San Andrés Tlalnelhuayocan (conurbado con Xalapa). Los occisos se dirigían también a un lugar donde les serían entregadas láminas que pagarían a mitad de precio.

“Todos los datos indican que se trata de la misma banda.

“La investigación sobre las bodegas donde se depositaron láminas, despensas y cobijas robadas por funcionarios de la anterior administración, se ha venido desarrollando desde diciembre de 2016. A partir de esos lamentables hechos se tienen más datos y la Fiscalía General del Estado ha informado que llamará a declarar a quienes fueron titulares de las secretarías de Desarrollo Social y Protección Civil, y del DIF, para deslindar posibles responsabilidades”.

Y acusó que en la banda delincuencial están inmiscuidos empleados y ex funcionarios del gobierno duartista:

“Las investigaciones continúan hasta llegar al fondo de este asunto y desarticular a esta banda en la cual participan empleados y ex funcionarios de la administración anterior, uno de los cuales —por ser empleados de base— se mantenía en la administración actual”.

Ese sábado 25, al acudir a la exequias del alcalde de Ixhuatlán de Madero, Yunes Linares reveló que Espinoza Tolentino “iba ser nuestro candidato a diputado”, bajo las siglas de la alianza PAN-PRD.

Hay un dato que sobresale en los comunicados del yunismo: “En noviembre del año pasado fue vaciada la bodega de la Secretaria de Protección Civil y después incendiada en enero para desaparecer  los documentos. Esos bienes robados son los que se vendían”.

Hay uno más: alcaldes y candidatos adquirían materiales robados al gobierno de Veracruz en el régimen duartista. O sea, compraban chueco. Y advierte que en la trama estaría implicado el presidente del un partido político del que no dio más detalles.

“La red de delincuentes —agrega el comunicado— está vinculada con ex funcionarios del gobierno estatal, ex candidatos y presidentes municipales. También se menciona al dirigente de un partido político estatal. Todos serán llamados a declarar sin importar su militancia política o que tengan fuero”.

Sabíase de las tretas de candidatos y alcaldes, de la compra de productos robados con dinero del erario o con recursos para campaña. Lo que no se sabía es que el hurto se perpetraba en bodegas de Protección Civil, Sedesol estatal y el DIF, ahí por donde pasaron Yolanda Gutiérrez Carlín, comadre de Héctor Yunes Landa; Marcelo Montiel y el Cisne Silva, un cacique que no aporta votos y el vocero de Javier Duarte, y la inefable Karime Macías, esposa del reo ex gobernador, y su alfil financiero, Tarek Abdala, el delator.

Desbordada la violencia, alcanzó al alcalde de Ixhuatlán de Madero, a su esposa y a tres más. Un hato de láminas, un engaño, una celada, o la confusión que los hizo víctimas de Seguridad Pública, como cuenta la otra versión, les arrancó la vida.

Tiene la muerte permiso para eso y más.

Archivo muerto

Meade es algo así como el ciego del reino. Su amo, Peña Nieto, lo quiere en la batalla final, la que dejará al PRI, una vez más, fuera de Los Pinos. Dejó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para convertirse en el virtual candidato priista a la Presidencia de México. Fue siempre el delfín de Peña Nieto, el hombre sin partido formal, secretario con Fox, secretario con Calderón, tres veces secretario con EPN, de Relaciones Exteriores, de Desarrollo Social, de la SHCP. Le allana el camino el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con una rabieta fugaz y luego la sumisión, como regatean los priistas para compartir el poder. José Antonio Meade Kuribreña pasará a la historia porque viendo los nubarrones en el firmamento siguió firme hacia el abismo. O es ingenuo o es suicida. Será carne de cañón en la elección presidencial de 2018. Lo hará pedazos el Peje Andrés Manuel López Obrador, dueño de Morena, al que sólo lo podría derrotar el Frente Ciudadano por México, que se tambalea por los desplantes de Miguel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, cuyos bonos quedaron sepultados entre los escombros del sismo del 19 de septiembre pasado y aún así se vende como la panacea del poder, o por las balandronadas de Enrique Alfaro, alcalde de Guadalajara, quien dice que Movimiento Ciudadano no requiere del PAN o del PRD para ganar el gobierno de Jalisco. Meade y el PRI serán, si acaso, tercer lugar en la contienda. Y con los desajustes del Frente Ciudadano, ni quién pueda parar al Peje, pese a su populismo y contradicciones, el reclutamiento de los emisarios de la mafia del poder, la runfla de corruptos que hoy lo circundan y el autoritarismo que es el sello de AMLO. Quién diablos va a votar por Meade… Miguel Ángel Yunes Linares no cesa de proveer a sus adversarios, y peor, a los amigos del Comandante H. Uno de los activos del gobierno yunista, Fluvio César Martínez Gómez, reportero de RTV —Radio Televisión de Veracruz—, ahora es el publirrelacionista de Grupo Ortiz. Antes, sin abrirse de RTV, fue el enlace de prensa del priista Carlos Vasconcelos Guevara, líder cetemista, en la contienda por la alcaldía de Coatzacoalcos. Apretado por los altos mandos de la televisora oficial por su doble condición, siguió en las mismas hasta concluir la campaña. O sea que le valió. Y Vasconcelos encantado con su publirrelacionista estrella, el que con sus ínfulas y altanería le echó encima a un sector del gremio reporteril. Meses después, Fluvio César Martínez ya milita entre los adversarios de Vasconcelos. Ahora sirve a Ramón Ortiz Cisneros, cabeza de Grupo Ortiz, enemigo jurado del líder de la CTM. Sirve a Ramón Ortiz, el de la célebre fotografía con el Comandante H, el líder zeta hoy preso, el día que inauguró su gimnasio Golden Bull en el edificio de Roberto Chagra Nacif, cabeza del fidelismo en Coatzacoalcos. Yunes, por lo que se ve, es open mind. Dice combatir al H y lo que representa y un reportero de RTV sirve al amigo del Comandante H. Mejor, imposible… No fue la SEV ni Patrimonio sino Tránsito, y Jesús Moreno ya está ahí. Asume la delegación en Coatzacoalcos, el viernes 24, y se sacude el priismo y más aún, el marcelismo del que un día fue puntal. Termina la sequía para el ex candidato del PAN-PRD a la alcaldía de Coatzacoalcos, tras la contienda por la presidencia municipal en que no le fue del todo bien, con apenas 18 mil votos frente a los 48 mil de Morena y 31 mil del Carlos Vasconcelos, quien optó por ocultar al PRI por el tufo a Fidel Herrera y Javier Duarte. Yunes azul, pese a todo, lo quiere ahí, en su proyecto, con su estructura, que es algo real, no los alardes del yunismo ficticio, los cuentos de Luis Rendón y Rafael Abreu, a los que se les dio todo, CAEV en Coatzacoalcos, Nanchital, Cosoleacaque, y en los hechos resultaron un fiasco genial, sin votos para el proyecto de su patrón. Opta Yunes por Jesús Moreno y no por los engendros fallidos que en dos elecciones han sido más rollo que acción… Es Jair MM. Es el hilo que conduce al caso Comandante H. Se le detuvo la noche del viernes 17 en el antro Agua Mala. Habría dicho que fue “levantón” pero resultó aprehensión de cuatro sujetos, a dos de ellos imputados del intento de secuestro a una colaboradora de Olmeca TV. Jair MM sería el hermano de Clemente Martínez, el taxista acribillado en su hogar, junto con esposa y cuatro hijos, de 3, 4, 5 y 6 años, en la colonia Nueva Calzadas, por orden de Hernán Martínez Zavaleta, el H, líder zeta en el sur de Veracruz y Tabasco. A Clemente Martínez lo ubicó la banda del H como uno de los matones que ultimó a Bernardo Cruz Mota, brazo derecho Hernán Martínez, y por eso lo ejecutó. Y ahí la brutalidad y la barbarie, los pequeños y la esposa asesinados a mansalva. Fue la mano del H. Y esa fue la gota de derramó el vaso, lo que precipitó su captura y su confinamiento en el penal federal de Villa Aldama, Veracruz. Diría, pues, el gobernador Yunes que los dos detenidos aportaron información valiosa sobre el crimen organizado en Coatzacoalcos. Y sí que es valiosa. Jair MM ya cantó… ¿Quién es ese regidor que por casi un año, de noviembre de 2016 a julio de 2017, tuvo en la nómina municipal a un hombre de paja, cobrando salario de 3 mil 500 pesos, el cual destinaba a gastos del proyectos políticos, uno de ellos vinculados a la ex primera dama Margarita Zavala de Calderón?…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: E-Consulta, La Jornada