Secciones
Últimas
Populares

Rocío Nahle: el rollo y el fracaso


* Mucho alegato, infames resultados  * 57 iniciativas; tres aprobadas  * 179 puntos de acuerdo; 48 aprobados  * Sus números, un fiasco  * Efectividad: 5%  * Poder Judicial: los carros de los jueces  * Negociazo de los actuarios  * Guarura de Fidel resultó secuestrador  * Vallejos y la bitácora fantasma  * La mega pensión del esposo de la diputada

Sin verbo —lo sabe Rocío Nahle— no hay engaño. Con verbo y con rollo, alegatos cara a cara, maquilla el fracaso legislativo, los resultados que no se dan, la propuesta ignorada, el desaire y el mayoriteo, el ninguneo de la mafia en el poder.

Sin ese verbo, sin la estridencia y el manoteo que sacuda a las redes sociales, sin las cifras o la denuncia, Rocío Nahle de nada tendría que hablar.

Sirve la diputada federal por Coatzacoalcos para el grito desde tribuna, increpando al PRIAN por la reforma energética que sólo sirve para entregar yacimientos de petróleo, explorados años atrás, a consorcios ligados al ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Sirve para el reclamo en comisiones, el dime-que-te-diré con secretarios de gabinete y directores de empresas del Estado, el reclamo por la fallida política energética, la denuncia por actos de corrupción.

Sirve la coordinadora de Morena en San Lázaro para exhibir a Peña Nieto y amigos, a OHL en las obras públicas, la Casa Blanca que decía Angélica Rivera que iba a vender, el socavón de Morelos, el sismo y el reajuste de 300 mil millones de pesos en el presupuesto federal.

Así, entre grito y reclamo lleva dos años de su encargo en la Cámara de Diputados, con verbo a granel y magros resultados.

Sus números son un fiasco.

Ha propuesto, por ejemplo, 57 iniciativas, unas a título individual, otras a nombre del Movimiento de Regeneración Nacional, unas más como integrante de la Junta de Coordinación Política. Y sólo le han aprobado el 5 por ciento.

A Norma Rocío Nahle García le ha ido medianamente mejor en las proposiciones con punto de acuerdo, que generalmente siempre se aprueban y pasan a comisiones sin mayor trámite. De 179 propuestas, obtuvo la aprobación en 48 casos. O sea, el 27 por ciento.

Ahí se resume su fracaso legislativo.

Constan sus cifras en el apartado de iniciativas y proposiciones con punto de acuerdo de su perfil como integrante de la Cámara de Diputados federal (http://sitl.diputados.gob.mx/LXIII_leg/curricula.php?dipt=281).

De las 57 iniciativas de ley, reforma o adiciones que propuso, tres fueron aprobadas, 39 se encuentran pendientes, nueve fueron desechadas y seis retiradas.

¿Qué le aprobó la Cámara en el primer período del 2015? La convocatoria para la elección extraordinaria en el distrito electoral 1 de Aguascalientes, que le permitió al Partido del Trabajo, aliado del Dios Peje, recuperar su registro y seguir mamando de la ubre presupuestal.

Y no fue propuesta de Rocío Nahle sino todos los coordinadores de fracciones parlamentarias, los integrantes de la Junta de Coordinación Política.

Fuera de eso, en aquel primer período del primer año legislativo le fue mal.

En el primer receso del primer período logró otra aprobación: que la Secretaría de Cultura establezca facultades en materia de protección de los Derechos de las mujeres, reformando la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

Su tercera iniciativa aprobada tampoco es suya. La suscribió con el resto de los coordinadores de las fracciones parlamentarias. Se trata de establecer el método de cálculo que debe aplicar el Instituto Nacional de Estadística y Geografía para determinar el valor actualizado de la Unidad de Medida y Actualización.

Desde el 27 de abril de 2016, hace un año y seis meses, la Cámara de Diputados no le ha aprobado nada más.

Su 25 por ciento de efectividad consiste en una iniciativa suya y dos suscritas con el resto de los integrantes de la Junta de Coordinación Política. Y fueron temas sin mayor relevancia.

Hay temas insólitos en su historial. Rocío Nahle propuso algo que contradice a… Rocío Nahle.

Por ejemplo, el 13 de octubre de 2015 subió a tribuna con su proposición relativa a los diputados electos por la vía plurinominal:

“Determinar en el Sistema de Listas, una Lista Nacional y cinco Regionales, constituir cinco circunscripciones electorales plurinominales en el país para la elección de los 200 diputados según el principio de representación proporcional y el Sistema de Listas Regionales. Integrar en las cinco circunscripciones electorales plurinominales Regionales 150 diputados según el principio de representación proporcional y en una sexta circunscripción electoral plurinominal Nacional 50 miembros de los pueblos originarios o indígenas”.

O sea, quería que los pulirás siguieran sangrando al erario.

El 26 de agosto de 2016 la iniciativa de la musa del Peje fue desechada en la Comisión de Puntos Constitucionales.

Un año después, tras el sismo del 19 de septiembre y los estragos provocados en la Ciudad de México, Rocío Nahle ya razona al revés. Ahora pide reducción de diputados plurinominales.

Antes propuso modificar el método de elección de 200 pluris y ahora que sean menos.

Le ha ido medianamente mejor en las proposiciones con punto de acuerdo. Ahí la efectividad es del 27 por ciento, aunque son temas que a menudo se aprueban sin mayor trámite y son trasladados a comisiones para su estudio.

De las 179 proposiciones, 76 están pendientes, 48 fueron aprobadas, 46 desechadas, seis retiradas y tres atendidas.

Le desecharon el punto de acuerdo en el que solicitaba la renuncia de los titulares de PEMEX y de la SCT, por el posible conflicto de interés, tráfico de influencias y hechos de corrupción en el otorgamiento de concesiones, contratos y proyectos a la empresa OHL México y sus filiales, la empresa consentida del presidente Peña Nieto.

Le desecharon diversos temas sobre Veracruz: el dinero que Javier Duarte debía reintegrar al gobierno federal tras los dictámenes de la Auditoría Superior de la Federación que acreditaron que hubo desvío de recursos; la entrega sus partidas a la Universidad Veracruzana; modificaciones y correcciones al reglamento de Tránsito para “salvaguardar” los derechos de los automovilistas y los peatones; revocar la concesión a Grupo MAS, operador del sistema de agua en el municipio de Veracruz.

Ninguna cristalizó.

Otros puntos de acuerdo sí le fueron aprobados pero modificando la esencia de su propuesta. Pedía la renuncia de los titulares de Pemex y CFE por posible conflicto de interés en la adjudicación de un contrato para la construcción de una obra a un consorcio donde se halla OHL, y la aprobación fue en el sentido de solicitarle a la Secretaría de la Función Pública que continúen las auditorías “a los proyectos, concesiones y contratos en los que participe la empresa OHL México y sus filiales con Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”.

Hasta la propuesta para que la Secretaría de Educación Pública autorizara la creación de la Universidad Politécnica de Coatzacoalcos le fue desechada, el 24 de junio de 2016.

Propuso que Pemex le suministre gas etano a los complejos petroquímicos Morelos, Cangrejera y Pajaritos. Le desecharon el punto, el 24 de junio de 2016.

Tras la explosión de la planta Clorados III, con saldo de más de 30 trabajadores muertos, Rocío Nahle solicitó la cancelación de la concesión a la empresa Mexichem, que había constituido con Pemex la firma Petroquímica Mexicana de Vinilo. La Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó el punto pero modificando sustancialmente el resolutivo. Sólo instó a Pemex y a otras dependencias a emitir informes relacionados con las repercusiones del siniestro.

Y así la fallida gestión de Rocío Nahle.

Mucho ruido y pocas nueces. Alharaca pura de la diputada federal de Morena que a falta de resultados, acude al discurso beligerante, el alarde, el rollo y el reclamo.

Son los morenistas de López Obrador como los perredistas que aplaudían a López Obrador: ganan todas las discusiones y pierden todas las votaciones.

Tal como Rocío Nahle.

Sus números la matan.

Archivo muerto

En las barbas de Edel Álvarez campea la corrupción judicial, la riqueza de jueces, la libertad comprada, la ostentación de actuarios que se dan vida de rey. Dos denuncias —con fuente identificada, personal activo del PJV— revelan el caos que marca el rumbo del Poder Judicial de Veracruz. Una despedaza a los jueces del fuero común en Coatzacoalcos, su proclividad a la compra de autos de lujo y a las casas millonarias: “El juez Rubén (Reyes) se compró una casa de un millón 300 frente a Plaza Sendero, de contado. El juez Luis Roberto (Juárez López) se compró un Mazda Hatchback de 400 mil pesos de contado y llegó con los zapatos rotos. Él dice que nadie lo va a mover porque está bien palanca en Xalapa, mínimo por cuatro años (obvio, aferrado a la pandilla del presidente del Tribunal Superior, Edel Álvarez Peña). Santiago Arenas cambió su camioneta Ranger que le habían robado unos delincuentes que (el juez) Rubén (Reyes) había soltado días antes del robo de la camioneta y se compró un Vento que era de Luis Roberto (el otro juez). Ignacio Ochoa a todos los detenidos los suelta y borracho dice que se reporta a Xalapa. El juez (Carlos Enrique) Charleston no quiere llevar ninguna audiencia de ejecución de sentencia por el desconocimiento de las leyes y sólo cobra como ‘aviador’. Héctor, el auxiliar más rata que tiene en Coatzacoalcos, se compró un Jetta Sport nuevecito. ¿De dónde?”. Segunda denuncia. En ella describen el proceder de la actuaria del Juzgado Segundo, María Cristina Gamboa Hernández, y los tres del Sexto de Primera Instancia, Horacio Fernández Zapiain, William Eliud Ordóñez García y Juan de Dios Perez Millán. De ellos cuentan: “Estas personas, sobre todo, le piden tanto a las partes como a los abogados, de mil a 2 mil pesos para emplazar o notificar a la parte contraria. Y si son más de dos notificaciones, la suma se incrementa de 5 mil a 10 mil pesos, y sobre todo levantan acuerdos de notificaciones sin haberlas realizado; es decir, notifican ficticiamente”. De su ostentación, señalan: “Viven en casas de opulencia, sobre todo Horacio y Williams, que oscilan entre los dos y tres millones de pesos, y cada tres o cuatro meses cambian de vehículo del año”. Y acusan: “No son licenciados en derecho titulados, como lo establece el artículo 108 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Veracruz”. Algo así se veía en la fidelidad y el duartismo. Y ni Edel Álvarez se salva. Él, su hijo y su abogado están implicados en la asignación de una obra federal a la que sólo fueron convocados ellos tres. De lujo el presidente del Poder Judicial en Veracruz… Sus alias son “La Polla”, “La Culeca” y “El 25” y era el guarura de Fidel. Hoy está preso. Rodrigo “N”, ex miembro de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, fue ubicado, detenido en Córdoba y consignado como parte de una banda de secuestradores. Fue escolta del ex gobernador Fidel Herrera Beltrán. Le fue ejecutada una orden de aprehensión, girada por el Juzgado Primero de Primera Instancia de Acayucan, en base a una denuncia que lo implica como líder de la banda delictiva que secuestró a un menor de edad en Jáltipan, el cual pudo ser rescatado con vida. Cada vez se le acerca más la lumbre a Fidel… Un duartista, Carlos Vallejos, sabe todo de la bitácora falsa con la que se pagaron 5 millones pesos por la renta de una unidad Vactor, contratada por CAEV Coatzacoalcos en 2015 y 2016, pero que no proporcionó el servicio. Hoy subdirector Técnico, Carlos Vallejos desempeñó ese cargo desde 2010. Eran los tiempos en que Tony Macías, el Comandante Tony, manejaba la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento de Coatzacoalcos como si fuera negocio propio. Vallejos inició con ellos —con el Comandante Tony; el ex director, Eduardo García Luna, y su alfil, Pedro Tiburcio Zaamario— y fue testigo clave de la renta ficticia del Vactor, una unidad para el desazolve de drenajes. Ejecutó aquella treta su operador más cercano, José Antonio Salvatierra Zárate. “En febrero de 2015 —revela un informe de circulación restringida— fue enviado a la Subdirección Técnica de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz en Xalapa, a las órdenes de Francisco Valencia García, hoy preso en el penal de Pacho Viejo, acusado de un desvío de más de 200 millones de pesos”. Con Valencia se mantuvo dos años. Ya en el yunismo, Vallejos fue cesado, el 1 de diciembre de 2016, por el nuevo director estatal de CAEV, Víctor Manuel Esparza Pérez, y regresa a la CAEV Coatzacoalcos con Rafael Abreu, al cargo de jefe de Mantenimiento, según la nómina de la dependencia. Sábese que desde Xalapa dirigió la elaboración de la bitácora falsa, ejecutada por Salvatierra para “tapar el boquete financiero”, revela el informe. Hoy, de nuevo es subdirector Técnico de la CAEV Coatzacoalcos. Y es la clave para desentrañar el fraude del Vactor fantasma. Pese a ser de Tony Macías, el yunismo lo reivindica… ¿Quién es ese ex funcionario petrolero, familiar de conocida diputada, cuya pensión supera los 100 mil pesos al mes? Ah, pero hay que oírla condenar los privilegios de los ex presidentes, los cientos de miles y millones que el pueblo les paga por su pensión, por ser los parásitos del poder…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: Enfoque Noticias