Secciones
Últimas
Populares

Karime Macías: hasta en Inglaterra apesta


* Exigen que se le niegue el asilo político  * CAEV: tras la caída de Ursúa se irán otros  * Los taxis de Ricardo Orozco  * Daniel Lugo y la hermana del H, beneficiados  * Pancho Colorado se queda en prisión  * Rearman cabildo para Coatza  * Nahle: segundo informe  * Las patinadas de la diputada

Flemáticos como son, ajenos a las broncas, hasta los ingleses perciben el tufo que se trae Karime Macías, el hedor a corrupción, a lo mal habido y al saqueo, el cuento de que la venganza la persigue y demanda asilo político.

Fríos y nada estridentes, quizá secos e inconmovibles, esta vez sí se inquietan, se calientan y se engallan, y reparan en que la ex primera dama de Veracruz nada tiene que hacer ahí.

Más de seis mil, entre ingleses y de otros orígenes, exigen al gobierno británico no dar acogida a la “esposa corrupta de Duarte”.

Se mueven al influjo del portal change.org, que formula una petición insólita: el revire a la petición de asilo de la polémica y repudiada Karime, quien aduce ser perseguida política en México.

Su petición “Ministerio del Interior del Reino Unido: Nieguen el asilo a la esposa corrupta de Duarte” — “UK Home Office: Deny asylum to corrupt Duarte’s wife”— lleva más de seis mil firmas de apoyo, según revela el portal de la revista Proceso, bajo la firma de su corresponsal Leonardo Boix.

Y en el texto explicativo la define con una sentencia: “Está libre con el dinero de los veracruzanos”.

Esa petición llegará al Ministerio del Interior, el Parlamento de Westminster, la primera ministra, Theresa May, y el líder del Partido Laborista, el opositor Jeremy Corbyn.

Cita varios párrafos del texto:

Karime Macías Tubilla “fue reportada viviendo en Londres, donde pidió asilo político para ella y su familia (tres hijos), argumentando que es perseguida sin fundamentos.

“Pero nosotros creemos que esta es una estrategia para evadir a la justicia”.

Suscribe la petición Bárbara R.L., de quien asegura reside en Londres.

Luego habla del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte. “Entró al Hall de la Fama” tras  dejar el cargo, acusado de desviar recursos federales y estatales por “más de 50 millones de dólares” —la cifra más confiable ronda los 80 mil millones de pesos—, vía contratos con empresas fantasma que cobraban sumas escandalosas en dependencias del gobierno estatal.

Su estructura legal y organización era fraudulenta. Decenas de supuestos propietarios eran personas de escasos recursos, algunos de ellos beneficiarios de programas sociales, cuyos nombres fueron usados para conformar las sociedades mercantiles con las que se perpetró el robo.

Eran accionistas y no lo sabían.

Hoy, 13 de ellos están con un pie en la cárcel. Se les giró orden de aprehensión y a cambio de aceptar su culpabilidad negociaron que se les apliquen sentencias menores.

Ellos frente a la justicia y los autores del atraco libres, intocables, impunes.

De las empresas fantasma, el clan Duarte-Macías trasladaba el dinero saqueado a empresas inmobiliarias, empresas de papel, usadas para invertir en la compra de casas y departamentos, ranchos y hoteles, yates y joyas dentro y fuera de México.

Y luego extinguían el rastro.

Y más tarde se extinguió toda acción legal contra Karime Macías, una mujer oriunda de Coatzacoalcos que de la nada saltó al primer círculo político, casada con Javier Duarte, el delfín de Fidel Herrera Beltrán, su mentor e impulsor, que de auxiliar encargado de la síntesis periodística pasó a ser brazo derecho del senador y más tarde secretario de Finanzas del gobierno de Veracruz.

Y de la nada se volvió poderosa, caprichosa, rapaz, implicando a su familia, los tíos y primos, la hermana y el cuñado, en los negocios turbios, la compra de casas y departamentos, el negocio del espectáculo, el abastecimiento de productos y la dotación de servicios al gobierno de Veracruz.

Change.org cita la huida en un helicóptero oficial, desde las cercanías de Xalapa a Coatzacoalcos. Y ahí se esfumó.

Apareció seis meses después en Guatemala, siguiendo la pista de Karime y sus hijos, su madre, la hermana y el cuñado, el dinero en efectivo que portaban, la renta de un avión y el arribo al hotel en que se hallaba el ex gobernador.

Algo así como si fuera un guión, el thriller de aquella que guía a la policía hasta llegar al hampón.

Y una vez aprehendido Javier Duarte, dejado en la cárcel militar de Matamoros en Guatemala, sujeto a un juicio de extradición, acusado de delincuencia organizada y lavado de dinero, del uso de un helicóptero del gobierno estatal, del desvío de más de 200 millones de pesos de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz, Karime se peló.

Se le vio en un aeropuerto en Colombia, en plena facha, con un peinado infame, rodeaba de su familia, para abordar el vuelo a Londres. Y ahí quedó.

Hoy concita el repudio de mexicanos e ingleses, esos flemáticos que con nada se conmueven, de frialdad que asombra, a los que nada les puede afectar.

Change.org documenta su petición. Cita que Karime fue delatada por cómplices que operaban el saqueo y el lavado de dinero, que la ubicaron como el cerebro que decidía qué hacer con las empresas fantasma y el dinero que pasaba por ahí.

“El gobierno de Veracruz la ha declarado responsable de desviar fondos públicos para adquirir propiedades en el extranjero. Si la corrupción, el lavado de dinero y la participación en la delincuencia organizada no fueran suficientemente reprochables, Veracruz se ha convertido además en la región más peligrosa de México para los periodistas, con 17 asesinatos de reporteros durante el gobierno de 17 años de Duarte”, dice.

Y demanda:

“Por favor, le pedimos al Ministerio del Interior británico (Home Office) que no participe de la impunidad reinante desde hace mucho tiempo en México y nos ayude a llevar a la justicia (a los responsables), negándoles el asilo”.

Reaccionan los internautas. Exigen que Karime Macías “regrese el dinero robado”, “que se haga justicia, CERO impunidad para esta criminal”; porque es una “vergüenza” que tanto Karime Macías como su esposo “hayan robado dinero para niños que precisaban de tratamiento contra el cáncer”.

Otra usuaria de las redes, Sandra Gómez, explica por qué firmó la petición: “porque esa mujer es una ratera corrupta que dejó en total pobreza a millones de personas”.

Otra más, Rocío Ortiz sentencia: “no merece que le den asilo a esa mujer ladrona. Está llenándose con el dinero que la gente de Veracruz necesita en este momento….!!!”.

En tierras británicas, donde el inglés suele cuidarse de perder su tranquilidad, Karime Macías logra unificar: todos, absolutamente todos, en su contra.

Se repudia la petición de asilo político, el engaño y el embuste. Y hay un por qué. Lo suyo no es persecución ni asedio desde el poder. Es un llamado a rendir cuentas, a explicar el saqueo y el robo, su vida de reina y el dispendio mientras a Veracruz lo hundía la miseria, el caos social.

Hay un tufo en Londres. Es a corrupción. Es el tufo de Karime Macías, la esposa de Javier Duarte, el tufo del engaño y la trampa del asilo que les dé inmunidad ante la ley.

Apesta, pues.

Archivo muerto

Ursúa se fue y en CAEV hay vientos de tormenta. Era Jorge Cuauhtémoc Ursúa Zenteno, el subdirector de Administración y Finanzas, el último dique para sanear el sistema de agua de Coatzacoalcos. Su renuncia yacía en la mesa hacía semanas y sólo pidió tiempo para ordenar documentos, o tapar fugas, o blanquear el pantano de corrupción. Viene una auditoría nivel macro, ordenada desde el área financiera de la Comisión de Aguas del Estado de Veracruz y más allá, en la cúspide del yunismo azul. Viene sin consideraciones a los que gustan de la ostentación y la riqueza, los autos y los viajes, nuevos ricos que lejos de ocultar lo mal habido, gritaban que iban por eso y más. Uno de ellos tenía ingresos superiores a los del gobernador de Veracruz. Descabezada la banda, irán cayendo sus operadores. Si los auditores le hurgan, hallarán, por ejemplo, documentos apócrifos con los que se justificaron egresos millonarios. Y si le rascan más, sabrán que los yunistas azules dejaron pasar la corrupción de los acólitos del suegro incómodo, Tony Macías. Un audio de circulación restringida revela cómo se justificó el pago de 5 millones de pesos cuando los servicios contratados por CAEV apenas si daban, según contrato, para saldar 3 millones 600 mil. Y otro informe destaca que la renta de vehículos fue negocio de dos, el que los puso y hasta les vendió el seguro contra daños, y el que autorizó la transa. Viene, pues, la tormenta sobre CAEV… De la filosa uña de Ricardo Orozco Alor se colgaron amigos y cómplices, fidelistas y hasta una familiar del H. A todos les dio placas de taxi en sus días al frente de la Dirección de Transporte Público, cuando su padrino y protector, Flavino Ríos Alvarado, era secretario de Gobierno y ya tripulaba la mente trastocada de Javier Duarte, documentado el caso por el periodista Ignacio Carvajal. Ricardo Orozco dispuso que tuvieran concesión de taxi, sin ser taxistas, Daniel Lugo Carrasco, auxiliar de Fidel Herrera en sus días de senador y más tarde, ya en el gobierno fiel, el que concertaba citas con el sultán de Nopaltepec en una discreta oficina en Xalapa. Ya en el duartismo, Lugo Carrasco protagonizó un escándalo al descubrirse que el título profesional que ostentaba era patito. Destituido de la Dirección de Bachilleratos, consiguió un título por la vía fast-track en una universidad igual de chafa, en Coatzacoalcos. Así pasó a ser director de Educación Superior de la SEV. Ahora es “taxista”. A sus incondicionales no los soltó Ricardo Orozco. A sus operadores en el Itesco, les fue bien. Una de ellas y sus dos hijas ahora tienen concesión como “taxistas”. Y luego lloran alegando que el cese de orozquistas en el Itesco los dejó sin comer. Ricardo Orozco no se midió. Otra concesión fue para Dalia  Martínez Zavaleta, hermana del famoso Comandante H, de nombre Hernán, líder zeta en el sur de Veracruz, confinado en el penal de Villa Aldama y procesado por delincuencia organizada y secuestro. Ella doctora y ahora “taxista”. Si el gobernador Yunes Linares quería tener a la mano a Ricardo Orozco, ahí está… Que lloren los de la narcopolítica, los del poder y el lavado, y los negocios turbios, los fidelistas y duartistas porque uno de los suyos, Francisco Colorado Cessa, se quedará 20 años en prisión, en Bastrop, Texas. No pasó su apelación y el alegato judicial para tumbar la sentencia por lavar dinero para Los Zetas, vía la compra de caballos cuarto de milla o ganar carreras arregladas en el gabacho. Tras las rejas, Pancho Colorado es un peligro para Fidel Herrera y Javier Duarte por lo que sabe, por la versión de que es el hilo conductor hacia los ex gobernadores y los dineros del Cártel del Golfo y Los Zetas en las campañas priistas de 2004 y 2010. A Pancho Colorado, dueño de ADT Petroservicios, le “vendió” Fidel una extensión significativa de tierra frente al Parque Jurásico de Coatzacoalcos, parte de la reserva territorial. En la operación está la mano de Javier Duarte. Una vez en la cárcel norteamericana, el ex alcalde Marcelo Montiel operó el cambio de propietario, según escrituras y documentos internos de la Sedesol estatal. Su apelación a la sentencia de 20 años no fructificó. A menos que comience a hablar… Quedó conformado el próximo cabildo municipal. Pierde Morena una posición en Coatzacoalcos, la de Raquel Díaz, madre de la pejeconsejera Tania Mijares. Queda con siete espacios: alcaldía, sindicatura y cinco regidurías. Por el PRI y PAN, la libran el ex secretario de Gobierno, Oliver Damas de los Santos, y el panista Martín Juvenal Patiño, quien será edil por segunda ocasión. Ambos corrían el riesgo de quedar fuera por los criterios de equidad de genero. Se subsanó el procedimiento tras ir del OPLE a los tribunales estatal y federal. Finalmente, el ajuste se generó estableciendo que sería el partido que hubiera obtenido menos votos el que deberían realizar la modificación. Así, el regidor independiente Esteban Valles Sánchez salió y su lugar fue ocupado por Adriana Herrera Martínez… Segundo informe de Rocío Nahle García. Hará el recuento de su papel en San Lázaro, increpando a la mafia en el poder, a los apátridas que venden a México, la fallida reforma energética, el saqueo a Pemex, el robo de la decisión popular. Y así es. Lo que no dirá es cuántas votaciones ganó Morena, cuántos acuerdos propuestos modificaron el curso del país, si impidió que el PRIANPRD se saliera con la suya, si la fuerza de Morena en la Cámara de Diputados le movió un ápice a los temas torales del país. 48 iniciativas, ¿cuántas aprobadas? 161 puntos de acuerdo, ¿cuántos aprobados? Hábil en lo suyo, el rubro de la energía, la diputada por Coatzacoalcos sólo sirve para embestir y torear. Gana todas las discusiones y pierde todas las votaciones. Ah, y en el tema de Eva Cadena, aún no prueba que fue el priista Erick Lagos el que aportó los millones, o que fue Ana María Winckler, hermana del fiscal de Veracruz, quien se sentó y entregó el dinero a la ex diputada local por Las Choapas, ni acredita que los videos difundidos por El Universal los tiene en su poder Jorge Winckler. Mucho verbo, ¿cuánta verdad? Este viernes 27, en el parque Independencia, lo debe informar. Sus representados merecen saber…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: ADN 40