Secciones
Últimas
Populares

Javier Duarte: su fortuna y el engaño


* No declara los bienes de su familia  * Declaración 3de3, incompleta  * Se enreda el gobernador  * Ramírez Marín le envía otro mensaje  * Otros parientes para investigar  * El video del “mujeriego”  * ¿Quién le pega a Joaquín?  * Bajón de corriente causa alarma  * Sale de operación Etileno 21

Pobre diablo, falso pobre, el gobernador no sabe cómo escapar. Se dice inocente, limpio, impoluto, declarando lo que tiene, una miseria, acudiendo a la plataforma 3de3, sin consignar cuánto posee su familia, la red de prestanombres que oculta su fortuna. Así quiere engañar Javier Duarte.

Por pillo, no por tonto, lo investiga la PGR, solicitando información catastral de su esposa Karime, su suegra Yazmín Tubilla, su madre Cecilia de Ochoa Guasti, su hermano Daniel Duarte de Ochoa, su concuño José Armando Rodríguez Ayache, su cuñada Mónica, el primo Jorge Fernando Ramírez, y aquellos que sirven para encubrir cuantos millones saqueó del erario, los convirtió en casas y ranchos, departamentos y chalets, empresas e inversión personal.

Responde Javier Duarte al embate judicial. Y lo hace con soberbia, exigente con la Procuraduría General de la República, altivo con la Fiscalía General, instando a que su verdugo, el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, sea medido con la misma vara, que le apliquen la ley, que determinen si él y su hijo, el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, también deben ser reos por enriquecimiento ilícito.

Dice Javier Duarte que su declaración de bienes, la fiscal y la de conflicto de interés ya están en la plataforma ciudadana 3de3. En ella, supuestamente, consigna lo que tiene, sus 2 millones de pesos, sus dos casas, sus tres vehículos, sus obras de arte, las joyas de la abuelita de Karime, herencia familiar.

Se ufana el gobernador de Veracruz del golpe asestado, cubierto el requisito del 3de3, que transparenta lo que posee, que lo exime de responsabilidad y que acabaría con la embestida que lo sitúa las puertas de la prisión por el descomunal saqueo a las arcas del gobierno estatal.

“Reitero y subrayo: no tengo propiedades en el extranjero ni prestanombres, tampoco bienes inmuebles fuera de la ley”, dice Duarte, alias El Santo.

Qué patraña. Tira su rollo y huye de la prensa crítica que lo acosa a preguntas. Huye sin responder, sin explicar, evasivo cuando alcanza a escuchar si los bienes de su esposa y los de otros familiares tienen sustento legal. Huye en una conferencia de prensa al estilo duartista, el monólogo al que apelan los cobardes cuando ni tienen cómo explicar.

Nadie le cree. Lo refuta Yunes azul. Acusa un ardid, otro engaño para evadir su responsabilidad, negado el enriquecimiento ilícito, la evasión fiscal, el lavado de dinero con que el gobernador electo lo tiene denunciado ante instancias de la PGR y de la Secretaría de Hacienda federal.

Javier Duarte, agrega Yunes, rindió un dato falso sobre su ingreso como gobernador. Dijo que al año recibe 2 millones 272 mil 054 pesos, cuando su salario mensual es 74 mil, por lo que reportó indebidamente un ingreso adicional de un millón 372 mil 744.

Se mata solo el gobernador. Quien fuera financiero de Fidel Herrera, el artífice de la bursatilización del impuesto vehicular, quien suscribió los créditos millonarios, de destino incierto, que por falta de pago llevaron a la quiebra a Veracruz, no sabe sumar. Requiere un ábaco para que las cuentas de sus ingresos cuadren con lo que dice el tabulador salarial.

“Nadie le cree —plantea el tormentoso Yunes azul—. Es tan absurdo que todavía hace una semana aceptó que había comprado una acción en un club de golf en Houston, en el Carlton Woods, una acción de un club que tiene un costo de 123 mil dólares”. Sólo ahí se le iría su pequeño patrimonio de 2 millones de pesos. Ajá.

Asombra su ignorancia matemática e irrita el cinismo con el que quiere marear a la sociedad. Insulta el falso pobre la inteligencia de los veracruzanos con el embuste de exigua fortuna frente al saqueo demencial, el presupuesto estatal y los 50 mil millones de origen federal, el que reclama la Auditoría Superior de la Federación y por el que está denunciado ante la PGR.

Engañador infinito, Javier Duarte también quiere burlar al portal 3de3. Presenta su declaración —jueves 28— y lo hace por internet.

Horas después, sin embargo, el asunto comienza a caer. Presentó Javier Duarte su declaración de bienes pero no los de su esposa y sus familiares cercanos. Hay vacíos de información.

Lo exhibe Alejandra Zapata Hojel, consultora del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), instancia que organiza la iniciativa “3de3”. Da detalles. Es suspicaz. 3 de 3 exige la declaración patrimonial, la fiscal y la de conflicto de intereses.

Oculta Javier Duarte su red de prestanombres. Evade lo que tiene su madre, su suegra, Tony Macías, el suegro incómodo, investigado por los recursos que el fidelismo le aportó, vía el Parque Tecnológico Puerto México y la empresa Frutas y Verduras Asépticas de Veracruz (FYVVER), varios cientos de millones de pesos, según los informes de actividades de Fidel Herrera Beltrán, entonces gobernador, entonces en la “plenitud del pinche poder”.

Contundente, Alejandra Zapata dice a Carlos Loret de Mola en Radio Fórmula que la declaración 3de3 de Javier Duarte es insuficiente, que deja vacíos, que intenta darle un uso político. “Su declaración está muy lejos de lo que la ciudadanía ha escuchado sobre desvío de más de 600 millones de pesos”, dice Carlos Loret.

Se refiere sólo a las empresas fantasmas descubiertas por el portal Animal Político, un operativo de corrupción que sirvió para encubrir el desvío de 645 millones de pesos, pagados a sociedades anónimas que usaron los nombres de beneficiarios de programas sociales para constituirlas, a sus espaldas, sin enterarlos, con domicilios que denotan pobreza y extrema pobreza, pero donde se supone fueron a parar cientos de millones por obras y servicios no realizados.

“En la declaración patrimonial, por ejemplo —dice Alejandra Zapata—, en la versión que nos entrega a nosotros, en 3de3, aún cuando hay muchos campos en el patrimonio de su esposa, todos esos rubros se dejan en blanco”. ¿Escondió el patrimonio de su esposa?, le pregunta Loret de Mola.

“Cuando menos los escondió —aduce la asesora del IMCO—. Probablemente sea muchísimo más amplio. Esconde el patrimonio de su esposa pero también esconde el patrimonio que se reporta de familiares cercanos, de su mamá, de su cuñada, de su hermano”.

Por ello, por la farsa y la mentira, la audacia para engañar, 3de3 no le admite a Javier Duarte su declaración y no será publicada en el portal de transparencia, acusa Carlos Loret de Mola.

Otro portal, Al Calor Político, retoma la postura de Alejandra Zapata. Destaca que la declaración del desgobernador está incompleta, que “excluyó a las declaraciones de su cónyuge Karime Macías Tubilla y de sus familiares más cercanos cuyas propiedades investiga la Procuraduría General de la República”.

Toca Alejandra Zapata a uno de los personajes clave en la red de prestanombres de Javier Duarte, Octavio Manuel Ruiz Barroso, a quien el gordobés hizo alcalde de Alvarado a contracorriente, desdeñado por el PRI, convertido en perredista.

Tampoco Ruiz Barroso presentó su 3de3, dice Alejandra Zapata.

“Ninguno de los dos ha publicado sus declaraciones con nosotros”, dice Zapata Hojel. Y agrega Al Calor Político: “El citado funcionario del Ayuntamiento de Alvarado también es sujeto a una investigación de la PGR, junto con 69 personas más, luego de una denuncia contra el titular del Poder Ejecutivo y albergada en el expediente FED7SEIDF-UEIDFF-VERE/00000691 de 2016 de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales”.

Ahí está la clave de su enriquecimiento: sus familia y sus amigos, la red de prestanombres.

Lo embiste la PGR, lo suelta el PRI, se cierra el círculo y Javier Duarte no atina a responder. Y cuando lo hace se enreda más.

No lee el enésimo mensaje del centro. No interpreta que la pesquisa de la PGR es una invitación a emigrar. No capta que el PRI lo repudia. Así pasa cuando la mafia abandona.

Lo sentencia, una vez más, el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín, voz de la dirigencia tricolor:

“El gobernador de Veracruz está en una situación sumamente delicada por el tipo de acusaciones que hay; el PRI está totalmente de acuerdo de que en cuanto la PGR cuente con elementos o indicios (en su contra) actúe en los términos en los que está obligada”.

Y precisa:

“Son bienvenidos los gestos políticos de transparencia, pero el caso de Veracruz ya tiene un proceso judicial, que es donde va a tener valor que se presenten las cosas, que se presenten con verdad y a tiempo. La lucha anticorrupción no necesita gestos políticos, necesita la verdadera acción de la autoridad responsable”.

Su tragedia nace en Los Pinos. Lo incrimina el robo de los 50 mil millones de pesos de origen federal. Lo tiene en la mira la PGR, que hurga en los haberes de los prestanombres.

Lo delata su último error: el engaño de la 3de3, ocultando lo que tiene, las propiedades de su esposa, su mamá, sus suegros, la cuñada, el concuño, el primo, los amigos, los empleados, la pandilla rapaz.

Lo buscan por pillo, no por tonto, pero hasta ahí vuelve a flaquear.

Archivo muerto

De Xalapa con amor: Faltaron algunos. No se menciona en la red de prestanombres de Javier Duarte a la tía Andrea Duarte Franco, su esposo César Zurita, sus primos Luis Iván y Héctor Duarte Dehesa, “todos ellos con propiedades y negocios en Xalapa, Puerto de Veracruz y hasta en el extranjero”. Llega el texto desde la capital de Veracruz, sacudidos todos por las acciones de la Procuraduría General de la República que solicita información catastral de 69 familiares y allegados al gobernador, su esposa, madre, suegra, hermano, concuño y primo político. Unos sin un peso en la bolsa, otros sin trabajo ni futuro, de pronto se convirtieron en acaudalados empresarios, adinerados con compulsión a comprar, dueños de casas, departamentos, pisos y ranchos en México, Estados Unidos y España. De ahí que la lista se observe y se revise. Y se suponga que la tía Andrea, el tío César y los primos Luis Iván y Héctor también están en la mira… “No me importa que me digan mujeriego. Yo las amo, yo las quiero”. Video ácido, provocador, con sello priista, el que muestra al alcalde Joaquín Caballero Rosiñol en faceta de conquistador, circulando en redes sociales. Exhibe al edil de Coatzacoalcos, agraviante en lo familiar, varias féminas con la imputación de “novias” desde los días en que el hoy alcalde era funcionario de mediano nivel. Hiriente el lenguaje, rasposa la intención, son mostradas las damas, priistas y no priistas, funcionarias que de mandaderas pasaron a secretarias, a almohadas, sábana y colchón. ¿De dónde el golpe? ¿De Jesús Moreno Delgado, separado de la dirección del DIF con el señuelo de que iría a operar votos para Héctor Yunes Landa en el distrito 30, y tras la vergonzosa derrota ya no pudo reasumir el cargo? ¿De Víctor Rodríguez, fallido candidato del PRI a diputado local por Coatzacoalcos Urbano, golpeteado por el joaquinismo y el chuchismo, con una contracampaña que ahondó el repudio social por el pupilo de Marcelo Montiel? ¿De Marco César Theurel Cotero —“Te rompo tu puta madre”—, confrontado con Joaquín Caballero en público y sosteniendo acuerdos en lo privado, sabedor Marcos que sus trapacerías en sus días de alcalde, la asignación de contratos a su red de prestanombres, el sobregiro de los 200 millones en 2012, el negocio de la seguridad y las armas a las que es tan afecto, no tardan en salir a relucir? ¿De Iván Hillman Chapoy, alias “El Mago” porque desapareció los dineros de Coatzacoalcos y ahora los de la Comisión Nacional del Agua, provocando que a Veracruz se le catalogara como “entidad inelegible” durante 2016, sin derechos a obras hidráulicas y sin justificar mil 500 millones de pesos, lo que ya huele a peculado, exhibido en La Jornada Veracruz? Y mientras Joaquín Caballero descubre el origen del golpe, las fotos de las “novias” circulan por las redes sociales al ritmo de “Mujeriego”… Bajón de luz, alarma general, un mechero encendido, una flama impresionante que se observaba a kilómetros de distancia. Noche de incertidumbre en Coatzacoalcos, Nanchital, Mundo Nuevo y poblaciones aledañas a la planta Etileno 21, suponiéndose que era el complejo industrial el origen del problema. Ocurrió la baja en la energía, a eso de las 10 de la noche en la subestación Mina II, ubicada en Ixhuatlán del Sureste. Dice la empresa Braskem Idesa que su planta salió de operación por falta de energía. Dice el líder del sindicato de electricistas, Víctor Andrade López, que la subestación sufrió el bajón de corriente porque Etileno 21 dejó de suministrarle. Como medida de seguridad, salió de operación el complejo industrial y se encendió el mechero, viéndose a kilómetros. Salió de operación Cloro de Tehuantepec, en Pajaritos. La baja de energía se sintió en Coatzacoalcos, Nanchital, Mundo Nuevo, Minatitlán y Jáltipan…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: nccmx