Secciones
Últimas
Populares

Archivo Muerto 18/05/2015


Con justa razón clama justicia la familia de Columba Campillo González. Rechazan la politización del caso y confían en que el área judicial halle al culpable y lo castigue. Es su demanda y es la de todos. Tilda de monstruos a quienes privaron de su vida a la joven Columba. Lo dice en mensajes que corrieron en las redes, supuestamente de su autoría, retomados por los medios de comunicación. Columba Campillo fue secuestrada el miércoles 6 en el bulevar de Veracruz. Dos días después su cuerpo apareció en un predio baldío, en el fraccionamiento Los Delfines. Según informes oficiales, fue inyectada y asfixiada. Generalizada, la protesta popular ha llevado a la exigencia de que retorne la tranquilidad, que se garantice la seguridad de los veracruzanos, pues la ola de sangre no tiene fin. Acusa la Fiscalía General a los supuestos asesinos, encabezados por Angi Tonatiuh García Abuerne alias “El Agni”, y como autora intelectual a Ileana Mortera Trolle, quien en su declaración preparatoria confesó ser amante de aquel, haber pretendido romper la relación, lo que la llevó a ser chantajeada, saber de sus actividades delictivas y declararse inocente porque, asegura, no conocía a Columba y no planeó secuestro alguno. Sostiene lo contario el fiscal Luis Ángel Bravo Contreras, alias “Culín”, quien asegura que Ileana Mortera trabó amistad, obtuvo la información de sus actividades y armó el secuestro. El caso se tuerce por la forma en que Ileana fue detenida en Cholula, Puebla, sin orden de aprehensión, traída a Veracruz “en calidad de libre”, lo que daría pauta a que un amparo la dejara libre por violaciones al debido proceso. A ver… Mente criminal, insensible, retorcida, la que ideó y perpetró el ataque a la madre de uno de los estudiantes que lideran el movimiento de protesta en el conflicto por la escuela CETIS 79. Atacaron a la señora a eso de las 3:30 del sábado 16. Mencionaron los dos sujetos —encapuchados, ropa negra, botas tipo militar— los nombres de sus hijos, y luego la apuñalaron en ambos brazos. Dijeron que no tenían orden de matar pero que no volvieran a mencionar al director del plantel, Evaristo Hernández Rosario. Sobrevivió y fue internada en la clínica del ISSSTE, donde permaneció hasta la noche del sábado. Agrava el hecho el conflicto. Lo agrava porque hay una denuncia penal federal. Lo agrava porque les prometieron a los estudiantes que serían removidos el director, Javier Evaristo Hernández Rosario, y el subdirector, Sergio Aranda Pérez. Existe una convocatoria para el reemplazo, así como de cuatro trabajadores administrativos, pero no se hace efectiva. Lo agrava que haya mano negra entre los padres de familia y entre los maestros. Lo que es injustificable es el ataque a la madre de uno de los jóvenes estudiantes. Eso es criminal y no puede quedar impune… Cuatro obras, cuatro contratos trae entre manos el secretario de Obras Públicas Municipales de Coatzacoalcos, Fernando Ramos Torres. Dicen los insiders que dejó fuera del caso a Guillermo Ibarra Macías, director de Infraestructura y Servicios Municipales, el número tres en el ayuntamiento joaquinista, pues Fernando Ramos Torres se ostenta como parte del anayismo, algo que no tiene Ibarra. Las cuatro obras están en proceso de licitación aunque con dados cargados. Por cierto, a Guillermo Ibarra ya le buscan reemplazo. Se trata de un incondicional del anayismo…