Secciones
Últimas
Populares

Morena: rebelión en la granja

* El Peje agravia a la militancia  * Domingo Bahena, el converso  * Lo tildan de asesino  * Desencanta el pacto con la mafia en el poder  * A Yunes se le va a borrar la sonrisa  * Bermúdez obtiene amparo  * Villegas al Movimiento Territorial  * Juanelo por el tercer cargo  * Sandra Moreno y lo que ocurrió en CMAS

Avizoró Andrés Manuel López Obrador una rebelión, la de los inconformes y rebeldes, la de los rijosos que no admitían más imposición y corrupción, la rebelión en una granja, sin imaginar que sería en la de Morena.

A medio pacto con la mafia en el poder en Veracruz, testificó un escándalo inédito, la rebeldía de la militancia, de sus huestes, al ver a priistas, panistas y perredistas, duartistas y egresados de la fidelidad, en plena ordenación, en Plaza Lerdo, en Xalapa, convertidos en los nuevos baluartes del proyecto de nación del Peje López Obrador. Que los corruptos sean redimidos.

A uno de ellos, a pie del estrado, lo increparon con furia: Domingo Bahena Corbalá, ex alcalde de Jáltipan, ex diputado local, ex secretario general del PAN estatal, ex coordinador de la fracción parlamentaria azul en el Congreso de Veracruz.

Le gritaba, megáfono en mano, Catalina Arias, antropóloga de Jáltipan, mínimo que era un asesino, que sus policías, en sus días de alcalde y ahora que fue relevado en la presidencia municipal por su sobrino Miguel Ángel Bahena Viveros, son indiferentes al cobro de piso, a la extorsión de los cárteles, a los levantones del crimen organizado.

Se viraliza la imagen en un video, difundo por el portal Coatza Digital, y ahí, ese domingo 5, se muestra la furia de los jaltipanecos contra la nueva adquisición de Morena.

Grita Catalina Arias, antropóloga, morenista, la del megáfono en mano:

“El pueblo de Jáltipan no te quiere. Asesino, asesino”.

Y le brincan los medios de comunicación a la dama. Explica su protesta, su reclamo a que el expanista sea acogido por López Obrador.

Denuncia Catalina Arias “los levantamientos de una calaña de ese tipo y desaparecer a las familias. Y si desaparezco que quede esto como prueba. Yo soy de Jáltipan y tengo a mi familia. No vivo de los partidos. Soy humildemente una antropóloga y estoy al servicio de la comunidad”.

Luego toca el punto crucial de su protesta, los nexos con los malosos:

“Así que rinda cuentas y que saquen a ese asesino porque estamos sufriendo pobreza, desempleo, negocios que están pagando cuotas al crimen organizado gracias a que las policías no dicen nada, todo lo tapan. Ahí tiene a su sobrino Miguel Bahena y no trabaja por la comunidad”.

Opacan así el show del Peje. Se acerca la diputada por el distrito de Cosoleacaque, María del Rocío Pérez Pérez, la del celular robado al ex morenista Sebastián Reyes Arellano, y no atina a decir quién invitó a Bahena Corbalá al evento del PejeMesías.

“En ningún momento hice ninguna invitación”, dice

La seguían increpando. Y cede:

“Lo que puedo hacer es invitar al licenciado Manuel Huerta, que explique. Él es el dirigente estatal del partido…”.

Por años Domingo Bahena se casó con los principios panistas, la derecha, el bien común. Fue diputado local, secretario general del comité estatal, coordinador de la fracción azul en el Congreso de Veracruz.

Fue todo y cuando estaba a un paso ser gobierno, abandonó el barco. Afloró su vena traidora. Renunció al PAN una semana antes de la elección del 5 de junio. Yunes Linares, acusado de todo, de corrupto y pederasta, de represor y haber facilitado la primera fuga del Chapo Guzmán, no sería lo mejor para Veracruz. Esa fue la razón de Bahena para emigrar.

Se fue sin avizorar que el duartismo, al que sirvió desde años atrás, saboteando elecciones, dejando de operar para la causa panista, sería echado del poder.

Su traición lo marcó. Quedó al aire. Se fue del PAN que no tardaría en asumir el gobierno y no ingresó al PRI que en años no tendrá poder.

Ahora es morenista. Y ya le cayó que El Peje es la solución.

“Es un honor estar con Andrés Manuel López Obrador. Él ha sido un referente en la poliica mexicana. Lo que él nos ha anunciado, como mexicano, la verdad nos hemos dado cuenta que efectivamente tenía razón. Muchos coincidimos en que López Obrador sea nuestro presidente en 2018.

“Yo recibí la invitación expresa del diputado Amado (Cruz Malpica, coordinador de Morena en el Congreso de Veracruz), que me mandó decir que quería que estuviera yo aquí”.

Sacude a Morena ver al priismo rival, al panismo y al perredismo rapaz, a los emisarios de Javier Duarte y de Fidel Herrera Beltrán en el proyecto alternativo de nación.

Y no había día que no lo dejara claro: con la mafia en el poder, nada.

Casado en lo suyo, López Obrador tuvo un sonsonete recurrente en Veracruz, en los días que Morena se perfilaba como la fuerza electoral que hoy, la segunda en el Congreso, demoledora, ajena a pactos, a tratos con la mafia en el poder.

Preconizaba el Peje que la opción era Cuitláhuac García Jiménez, su candidato, así el priista Héctor Yunes Landa le imputara que tenía sus encuentros furtivos, en el sigilo, en Casa Veracruz, con Javier Duarte. Entra y cuando sale pesa más, decía con sorna, aludiendo a que llevaba consigo dinero a raudales.

Dijo el PejeMesías, el 16 de abril de 2016:

“No, nosotros no hacemos alianzas con corruptos. Ni PRI y PAN y que les quede claro: votar por el PRI o votar por el PAN en Veracruz es ser masoquista”.

Así lo retrataba Notiver, el periódico más yunista de Veracruz:

“Señaló que hay ciudadanos que piensan que ante la corrupción del PRI la salvación es el PAN, pero no es así, porque los candidatos del PRI y del PAN son iguales, la única diferencia que hay entre Yunes del PRI y Yunes del PAN es que Héctor Yunes del PRI es ratero y Miguel Ángel Yunes del PAN es ladrón.

“Indicó que a los veracruzanos los han engañado mucho, los han choreado, haciéndoles creer que los panistas son la alternativa, pero son iguales de ladrones que los priistas.

“ ‘Votar por el PRI o votar por el PAN en Veracruz es ser masoquista. Son iguales’.

“Aseguró que son lo mismo los priistas Fidel Herrera y Javier Duarte que Miguel Ángel Yunes Linares del PAN y los veracruzanos piensan que son distintos. ‘Vengo a decirles que no vayan a seguir cometiendo el error de estar pensando que son diferentes, es la misma mafia’.

“ ‘¿Ustedes creen que a la mafia le preocupa si gana el PRI o el PAN?’, preguntó a lo que contestó de inmediato: ‘Lo que no quieren es que triunfe MORENA, porque luchamos por un cambio verdadero, porque si no, no hay salida. Se los puedo garantizar’ ”.

Día terrible para Morena, el domingo 5. Reaccionan los morenistas con furia al ver que la escoria del PRI y del PAN, los perredistas, los cómplices de Javier Duarte y Fidel Herrera son ungidos por el Pejelagarto en persona.

Se percibe la confusión, el caos. Hay que apagar el fuego, sofocar las llamas, atenuar las voces, la ira de las bases. Pero nadie atina a someter a la militancia.

Se pronuncian en las redes sociales, en Facebook y Twitter, expresando desencanto, decepción. Cuestionan por qué admitir en sus filas lo que tanto se combatió.

Con la mafia en el poder, nada, decía López Obrador, ella podrida, él puro e impoluto. Y terminó admitiendo las migajas del PRI-AN-PRD, los alfiles de Duarte y los súbditos de Fidel.

¿Quién embarcó a Andrés Manuel en la ordenación de los crápulas, en Plaza Lerdo? ¿Fue el líder estatal, Manuel Huerta? ¿Fue la diputada Rocío Nahle? ¿Fue el ex candidato al gobierno de Veracruz, Cuitláhuac García? Alguien no midió el efecto del error, la reacción de las bases que repudian cualquier pacto con los desechos del PRI-AN-PRD.

A Domingo Bahena lo tildaron de asesino. A Alberto Mijangos, Rafael Acosta y otros tránsfugas del PRI y el PAN les vaciaron su ira, el repudio, las mentadas, los gritos de “fuera, fuera”.

Por algo similar, al gobernador Yunes le llueve piña. Incorpora duartistas y fidelistas al gobierno de la transición, que es el gobierno del embuste. Pero Yunes azul es panista y antes militó en el PRI. Yunes es mafia en el poder. López Obrador no.

Javier Duarte cachó yunistas: Silvia Monge, Tato Vega, Miguel Martín, Xóchitl Tress, pero el ex gobernador era un corruptor. El Peje no.

Hace, sin embargo, lo mismo: cachar a los tránsfugas del PRI-AN-PRD y sumarlos al proyecto alternativo de nación.

Crece la repulsa, el reclamo ante la adopción de los cómplices del saqueo a las arcas de Veracruz, unos en la nómina del gobierno duartista, otros con la fidelidad en el alma.

Hoy los priistas emigran a Morena, los panistas igual, y el perredismo, los ahijados de Javier Duarte y Fidel Herrera, que son una fracción de la mafia en el poder.

Avizoró López Obrador que habría una revuelta, y no erró. La rebelión ya está.

Es la rebelión de la granja en Morena.

Archivo muerto

Algo ligero, burlón, Miguel Ángel Yunes Linares refiere que provoca risa escuchar que Arturo Bermúdez pudiera quedar libre. Lo resume el portal Al Calor Político en Twitter: “Admite #yoconyunes (el gobernador) que le dan risa los rumores sobre liberación de Bermúdez”. Y el tema se viraliza. Así por la mañana del martes 7. Horas después, un juez federal otorgó amparo al ex secretario de Seguridad Pública del duartismo que le permitiría seguir su defensa en libertad en el juicio por enriquecimiento ilícito. Se trata de una suspensión de plano contra la orden de detención y debe acatada en un máximo de horas. Permanece en prisión el general de cero estrellas hasta en tanto la juez de control, Verónica Portilla Suazo, de la Sala de Juicios Orales del Poder Judicial de Veracruz, no recompone su decisión de que Bermúdez permanezca en prisión preventiva por ocho meses. Muy optimista, Yunes azul podría perder la sonrisa si Bermúdez Zurita se le va. Así siga el juicio, pero en libertad, el golpe mediático sería el tiro de gracia para el yunismo, darle las gracias al fiscal Jorge Winckler Ortiz —más entretenido en chacotear en las redes sociales con la prensa— y comenzar a empacar las maletas porque este arroz, como dicen los cánones, ya se habría cocido. Los dineros, las propiedades, los 86 millones invertidos cuando sólo tuvo ingresos por 8 millones, es lo de menos. A Bermúdez Zurita no le fincan cargos por la violencia y la complicidad con los cárteles, por su policía corrupta, por los asesinos bajo sus órdenes. Con una imputación así, no habría amparo que le pudiera conceder la libertad. Y las víctimas lo demandan, los colectivos lo reclaman, Veracruz lo exige. Pero lo están dejando ir. Y mientras, Yunes Linares sólo ríe…Si algo tiene José Manuel Villegas Pérez son kilómetros recorridos. Acumula experiencia, colmillo, un innegable enganche con las colonias, operación política, amigos dentro y fuera del PRI, y hoy es ya el nuevo delegado regional del Movimiento Territorial. Cuando era güerito y flaquito, como él mismo cuenta, fue enviado a conocer las demandas de los olvidados, a darles respuesta, a hallar solución. Así construyó Manolo Villegas su base social, los que promueven el voto, los que llevaron a Marcelo Montiel, a Marcos Theurel, a Joaquín Caballero a la alcaldía de Coatzacoalcos. Y luego volvió a moverse por la libre, como es él. Fue designado delegado regional del MT, el viernes 3, aclamado por más de 2 mil priistas, pese a la línea en contra. Un cargo más para su expediente priista… A la tercera pegó. Asumió Nora Edith Torruco Vera la Oficialía Mayor del Registro Civil de Coatzacoalcos con todo lo que políticamente puede implicar. Su hermano Alejandro es director de Educación Tecnológica del gobierno de Veracruz y su esposo, Juan Manuel Rodríguez Caamaño, es aspirante a la candidatura del PAN a la presidencia municipal. Le dio posesión el delegado de la Secretaría de Gobierno en el sur, Roberto García Alonso, golpeador de periodistas, theurelista, ex empleado de la cuestionada y mil veces denostada Guadalupe Porras David, ambos pues fidelistas. Como se esperaba, hay panistas que azorados se preguntan si una sola familia puede acaparar tanto, si dos cargos es tolerable pero tres es un exceso, y algunos refieren que será un detonador de inconformidad. Lo cierto es que Nori Torruco ya es la encargada del Registro Civil y habrá que ver si al bien apreciado Juanelo Rodríguez, rector de la Universidad Istmoamericana, impulsor de la educación de alto nivel, no impide ser el candidato de la alianza PAN-PRD a la alcaldía de Coatzacoalcos. En tres semanas se sabrá si el tercero del clan llegó… Así que Sandra Moreno regresó a CAEV Coatzacoalcos, antes Comisión Municipal de Agua y Saneamiento, donde fue la reina de las compras. Venció por la vía legal a la dependencia y fue reinstalada por la anterior administración, cuando el yunismo aún no llegaba. Trabajo, lo que se dice trabajo, no le urge a la adinerada empresaria, que no vive de lo que paga CAEV sino de lo que le representan sus ingresos extras, por lo menos un productivo negocio. Recuérdese a Sandra Moreno por el episodio en que murió violentamente el ex subdirector de Operación de la entonces CAEV, José Férez Kuri, ultimado el 11 de noviembre de 2014. Presuntamente le entregaría unos documentos en el estacionamiento de Plaza Patio, a unos metros del malecón de Coatzacoalcos. Ella fue atacada por unos maleantes; él la quiso defender y recibió varios impactos de bala. Ahí quedó mientras Sandra Moreno se refugiaba en el interior de la plaza, recurría a un vigilante y llegaba el auxilio. Esa es la versión oficial. La otra está cañona. Hoy, Sandra Moreno regresa a CAEV, donde de todo pasó…

[email protected]

[email protected]

www.mussiocardenas.com

Foto: Video Coatza Digital